Guiones

 

El del útero de Phoebe

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito por: Seth Kirkland
Transcrito por: Elena Pérez


--------------------------------------------------------------------------------

[Escena: Central Perk, Frank y Alice están hablando con Phoebe.]

Phoebe: Oh, qué alucine! No puedo creerme que mi hermanito esté casado!

Frank: Oh lo sé!! (Los dos, él y Alice se abrazan histéricos)

Phoebe: Por qué no me dijisteis que ibais a casaros?

Frank: Porque sucedió de repente, estábamos comiendo en los juzgados..

Phoebe: Espera, espera, qué hacíais en los juzgados? 

Frank: Estábamos comiendo. Sí, y de repente nos dijimos, "Oye, ya que estamos aquí comiendo, vamos a casarnos!"

Phoebe: Vaya, hace un año y medio ni si quiera sabía que tuviera un hermano, y ahora también tengo una hermana. (Se abrazan, y Frank y Alice empieza a besarse.) Sí señor, esto es genial. Ya vale, ya vale. Dejadlo ya. Bueno, tengo que haceros un regalo. Necesitáis alguna cosa?

Frank: Uhh, sí.

Alice: Llevo intentando quedarme embarazada prácticamente desde que nos prometimos. Queríamos empezar cuanto antes, ya sabes, una se va haciendo mayor.

Frank: Pero, lo que pasa es que no podemos, ya sabes, concebir hijos.

Alice: Lo hemos probado todo, hemos ido a cantidad de médicos.

Frank: Sí, y di-dicen que la única posibilidad de tener un hijo, es coger mi esperma, su óvulo, mezclarlo en un recipiente, y luego... introducirlo en otra chica. Así que queríamos saber, si podrías ser la chica en la que introducirlo.

Phoebe: (alucinada) Ese sería un regalo muy bonito. Pero yo pensaba en una salsera.

CRÉDITOS DEL PRINCIPIO

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel, Monica, Rachel, y Chandler están intentando meter cartas en un jarrón.]

Joey: (entrando con Ross) Eh! Tíos! Fijaos, fijaos! (Lleva puesta una americana azul) Adivinad dónde trabajo.

Chandler: No lo sé, pero Donald Trump quiere que le revuelvas su americana.

(Los chicos se quedan pasmados.)

Ross: Qué?

Chandler: Devuelvas, su americana azul, quiere que se la devuelvas.

Rachel: Pero tu has dicho revuelvas. Cómo iba a hacer para revolverla?

Chandler: Bueno, ya sabéis lo que quería decir.

Monica: No, te has equivocado. Eres un estúpido.

Chandler: Qué trabajo has conseguido Joey?

Joey: Soy, el nuevo guía del museo. Me lo ha conseguido Ross.

Rachel: Cómo vas a ser el guía, no hace falta ser experto en dinosaurios?

Joey: No, de hecho no, te dan toda la información, es como memorizar un guión. (Haciendo de guía) "Y a la izquierda, el Tyrannosaurus Rex, un carnívoro del periodo jurásico."

Chandler, Monica, y Rachel: Oh, vaya!! Muy bien!

Ross: Aunque, Joey, es del periodo cretáceo.

Joey: Pero me sale decir Jurásico.

Phoebe: (entrando) Hola!!

Todos: Hola!

Phoebe: Sabéis qué? Frank hijo, y Alice se han casado!

Todos: Qué bien!!

Phoebe: Y! van a tener un bebé! (La pandilla se sorprenden) Y! Y quieren que lo desarrolle en mi útero. (Los chicos se quedan de piedra.)

Ross: Dios mío!

Monica: Lo dices en serio?

Phoebe: Sí.

Joey: De verdad vas a hacer el amor con tu hermano?!

Phoebe: Tío! No se trata de eso! Ellos sólo quieren que sea yo la que lo geste. El óvulo sería de ella, el esperma de ella, y yo sólo sería el horno. El bollo sería suyo. 

Joey: Huh.

Monica: Qué les has contestado?

Phoebe: Bueno, les he dicho que tengo que pensármelo, sabéis, pero qué hay que pensar? Voy a darle a alguien el mejor regalo que se puede ofrecer.

Chandler: Vas a gestar su hijo y a regalarles una videoconsola?

Rachel: Cariño, sería algo increíble hacer eso por ellos, pero tienes que plantearte muchas cosas.

Monica: Sí, estarías embarazada, quiero decir encinta.

Phoebe: Ya lo sé!

Ross: Phoebe, estás hablando de someter tu cuerpo a muchas cosas, como náuseas matutinas, uhh, el parto, y todo sería para otro!

Phoebe: Sí, qué insinúas?

Ross: Pues lo que acabo de mencionar.

Rachel: No sé si yo podría llegar a hacer algo así. Siempre he pensado que cuando tenga un hijo, será con alguien que amo, y que el bebé será para quedármelo.

Phoebe: Chicos, me apoyasteis mucho más cuando quería hacer muebles de tela vaquera.

Joey: No, Phoebe, escucha, si decides hacerlo, te apoyaremos totalmente.

Todos: Sí.

Monica: Sí, sólo queremos que lo pienses.

Rachel: Deberías hablar con alguien que haya tenido un bebé, como tu madre?

Phoebe: Mi madre nunca dio a luz. Oh! Pero mi madre biológica sí.

[Escena: Central Perk, Chandler y Kathy are se están besando.]

Kathy: Umm, (le toca el culo) Me encanta este culito. Me lo puedo llevar al trabajo?

Chandler: Sí, claro, total no es mío. Venía con el pantalón.

Kathy: Oh! (se besan y ella se va)

Monica: Estoy muy celosa.

Rachel: Ahora estáis en ese punto verdad?

Chandler: Sí. En qué punto?

Monica: Al principio cuando todo es... sexo y hablar, sexo y hablar, y...

Chandler: Sí, me encanta eso de hablar.

Monica: Y el sexo?

Chandler: Veréis, aún no ha habido sexo. Pero, qué importancia tiene eso? Esto es especial y quiero que nuestro amor crezca antes de pasar al siguiente nivel.

Rachel: Vaya, Chandler eso es muy bonito.

Ross: Es demasiado bonito! Mientes! Es imposible que esa sea la razón!

Rachel: Por qué? Sólo porque tú no eres lo bastante maduro para entender algo así?!

Chandler: No, tiene razón, estoy mintiendo.

(Ross pone cara de 'Yo tenía razón, y tu no'. Y Rachel le hace lo de 'Te hago un corte de mangas pero sin que se note que es un corte de mangas' que inventó Ross.)

Monica: Entonces qué pasa?

Chandler: Bueno, el ex-novio de Kathy es Joey.

Ross: Y tienes miedo de no ser capaz de llenar su vacío.

Chandler: No, tengo miedo de no ser tan buen amante como él.

Ross: Verás, estaba utilizando una metáfora.

Chandler: Y yo he dicho las palabras exactas.

Monica: Qué más da? Joey ha tenido cantidad de novias, pero eso no significa nada.

Chandler: Compartimos una pared! Así que, o es genial en la cama, o a ella le encantaba darle la razón.

Monica: Cariño, contigo será diferente. El sexo será genial porque vosotros estáis enamorados.

Chandler: Sí?

Rachel: Sí!

Ross: Simplemente hazlo Chandler.

Monica: Sí, deberías.

Rachel: Sí, eso está claro.

Monica: Vamos.

Chandler: Vale, de acuerdo, me acostaré con mi novia. Pero sólo lo hago por vosotros.

[Escena: El museo, Joey está guiando a un grupo de niños.]

Joey: Veréis, chicos, el Mastodonte es casi del final del periodo jurásico.

Chico Listo: El Mastodonte no es de la era Pliocena?

Joey: Shhh! Esto es un museo, no se habla. Por aquí tenemos, (Señala el pie de un dinosaurio fosilizado.) una pata enrome. (El niño de antes va a decir algo, pero Joey no le deja. Entonces Joey ve que Ross está trabajando en un display.) Uhh, y por aquí tenemos a Ross Geller. (Llama en el cristal) Saludad todos a Ross. Ross es uno de nuestros científicos más importantes, fijaos en lo duro que trabaja. (Ross hace el viejo truco de 'Meter un cigarrillo por la oreja, y sacarlo por la boca') Venga, prosigamos con la visita, vamos.

[Escena: Casa de Phoebe Senior, llaman a la puerta.]

Phoebe Sr: Está abierta! Adelante!

Phoebe: Hola!

Phoebe Sr: Hola!

Phoebe: Siento llegar tarde.

Phoebe Sr: Oh, no pasa nada, así me ha dado tiempo de acabar de hornear mis pezones.

Phoebe: Vaya! Realmente te luces cuando esperas visita.

Phoebe Sr: No, me refería a la cerámica.

Phoebe: Oh! Ooh! No tenía ni idea de que hicieses... potes.

Phoebe Sr: Pues sí, sobretodo desnudos. Así combino mis dos pasiones, la cerámica y lo erótico.

Phoebe: Ooh, eromica!

Phoebe Sr: Eh! Muy bien! Gracias por venir a verme. Creo que es bueno que hablemos del asunto del bebé cara a cara, sabes?

Phoebe: Vale.

Phoebe Sr: No creo que sea una buena idea, Phoebe.

Phoebe: Por qué no?

Phoebe Sr: Bueno, porque te desprenderías de un hijo, y la verdad es que no encuentro el ejemplo para que puedas entender el dolor que supone desprenderse de un hijo, así que... umm, (Coge un perrito de una caja que hay al lado del sofá.)

Phoebe: No, por favor! No-no! Entiendo ese dolor! No le hagas daño al perrito.

Phoebe Sr: No-no-no, el perrito es para ti.

Phoebe: Oh, me das un perrito?!!

Phoebe Sr: Sí! Pero sólo durante tres días.

Phoebe: Por qué?

Phoebe Sr: Bueno, verás, ya sé que no tengo derecho a ponerme en plan madre y todo eso, pero umm, (ve que Phoebe está pasando de ella, y está jugando con el perrito.) uhh... Phoebe, puedes dejar de jugar con el perrito, esto es muy importante. 

Phoebe: Vale.

Phoebe Sr: Sé de lo que estoy hablando. Yo me desprendí de dos hijos, y ojalá alguien que se hubiese desprendido de sus hijos, me hubiese contado lo terrible que es separase de un hijo. Creo que sería algo de lo que te arrepentirías cada día durante el resto de tu vida. Así que por muy difícil que te resulte desprenderte de este perrito, bueno, sería un millón de veces más difícil desprenderte de un hijo. (Phoebe está jugando con el perrito otra vez, sin escucharla) No debería haberte dado el perrito primero.

Phoebe: Lo siento, te entiendo.

[Escena: Cafetería del museo, Joey está comiendo con el resto de los guías del museo. Llega otra guía y se sienta al lado de Joey, en el asiento que él había guardado para Ross.]

Joey: Oye, te importaría sentarte ahí? Guardo el sitio a mi amigo Ross.

Guía: Te refieres al Dr. Geller?

Joey: Doctor? Vaya! No sabía que tuviera un mote.

Guía: No, él no se sentará aquí. La gente que lleva bata blanca se sienta allí, (señala la mesa del fondo) y los que llevamos americana azul nos sentamos aquí.

Joey: Pero, por-por qué?

Guía: Simplemente es así.

Joey: Es una locura.

Guía: Tal vez sea una locura en un mundo perfecto, en un mundo sin batas de laboratorio, ni americanas, pero no estás en un mundo perfecto. Ahora está es un museo. Ves a aquel científico de las gafas, él y yo nos pasábamos el día entero jugando en el colegio, pero (Se gira) Peter! Oye, Peter! Soy, yo Rhonda! Tu amiga de General Básica! Yo compartía contigo mis natillas, tío! Te regalé una bolsa de pipas saladas! (a Joey) Lo ves, ahora finge que ni si quiera me oye!

Joey: Creo que todo el mundo finge no oírte. En fin, oye, no sé nada de vuestras americanas, y de vuestras mesas separadas, pero Ross es uno de mis mejores amigos, y si le guardo una silla, te aseguro que se sentará en ella! (Entra Ross y se va hacía la mesa de las batas blancas) Ross! Ross! Aquí, tío! Te he guardado una silla.

Ross: Es igual, aquí estoy bien. Ya nos veremos luego, Joey. (Joey se queda sorprendido.)

(Otra mujer entra sin bata, ni americana, e intenta sentarse en la mesa "azul".)

Guía: No, está ocupada. (Joey se pregunta por qué) Es de la tienda de regalos.

CORTE PUBLICITARIO

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel, Joey está cenando, Monica y Rachel están sentadas en el sofá.]

Ross: (entrando) Joey, lamento muchísimo lo que ha pasado hoy en la cafetería.

Joey: No importa. Cada uno hace lo que tiene que hacer.

Ross: No, oye, no soy yo sólo. Los científicos y los guías nunca se han sentado juntos.

Joey: Fantástico.

Ross: Es así en todas partes, Joey! Venga, Monica, ayúdame un poco. Dónde tú trabajas los camareros se sientan con los camareros, no? Y los cocineros se sientan con los demás cocineros, no?

Monica: Yo como sola en el callejón porque todo el mundo me odia.

Joey: Mira Ross, en serio, no tiene importancia. Tú llevas una bata blanca, yo una americana azul, si eso significa que no podemos ser amigos en el trabajo, que así sea. Ya ves, lo entiendo, vale? Cuando yo actúo en una obra y tú estás entre el público no hablo contigo verdad? Así que... no pasa nada, está bien, hasta mañana. (se va)

Rachel: Cuando estamos entre el público no nos habla pero nos saluda.

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel, la mañana siguiente, Phoebe está allí con el perrito y está intentando cantarle para que se duerma cuando Chandler entra.]

Chandler: Hola.

Monica: Qué hay?

Chandler: Qué hace acunando a Carl Mulden?

Phoebe: Uy, sabéis qué? Creo que ya le toca salir otra vez. Venga, salgamos a la terraza.

Monica: Qué?!

Phoebe: Umm, a la calle. Vamos, vamos a la calle. Ah, oye, no salgas a la terraza hasta que yo vuelva. (se va)

Monica: (a Chandler) Qué, lo habéis hecho?

Chandler: Sí, sí, ya está lo del sexo.

Monica: Uh-oh, salió mal?

Chandler: Ha estado bien, sabéis? Pero es que no me ha dado tanto la razón como se la daba a Joey. Más bien estuvo en plan, "Veo dónde quieres llegar, y no me molesta."

Monica: Bueno, ha sido la primera vez. Ya se sabe, no siempre te van a dar la razón todo el rato.

Rachel: Sí, al menos las chicas. Los chicos te la dan así de rápido (chasquea los dedos).

Chandler: Escuchad, tenéis que ayudarme! Vale? Veréis, sé como tratar a una mujer, sé dónde va todo, siempre es agradable, pero necesito saber qué le hace pasar de agradable a "Dios mío! Este tío es una máquina!"

Monica: De acuerdo, te enseñaré algo que muchos no saben. Pásame ese cuaderno, por favor. (Rachel le da el cuaderno, y Monica empieza a dibujar en él) Muy bien. Veamos...

Chandler: Espera, no hace falta que dibujes una... Oye! Está muy buena!

Monica: Bien, todo el mundo conoce las zonas erógenas básicas. (Ella empiezan a ponerles número) Tenemos la uno, la dos, la tres, la cuatro (Chandler se sorprende de que haya más de tres), la cinco, la seis, y la siete!

Chandler: (sorprendido) Hay siete?!

Rachel: Déjame ver eso. (Monica se lo enseña) Oh, sí.

Chandler: (Señala a una) Esa es una?

Monica: Es una bastante importante!

Rachel: Sí!

Chandler: Oh, claro, estaba mirando el dibujo al revés.

Rachel: Pues verás, a veces eso ayuda. (Se da cuenta de lo que eso puede decir.)

Monica: (continuando) Generalmente la mayoría aciertan en la uno la dos y la tres, y luego pasan directamente a la siete.

Chandler: Y eso es malo?

Rachel: Bueno, si vas a Disneylandia, no te pasas todo el día en la montaña rusa.

Chandler: Lo haría si se pareciese a la siete!

Monica: Vale, lo más importante es no tener prisa, hay que pasar por todas ellas, e irlas mezclando. Que no se te duerma ninguna parte.

Rachel: Oo, dormidos!! Sí, les pasa a muchos. (Chandler la mira.)

Monica: Muy bien. Umm, podrías empezar con la uno, la dos, la una la dos y la tres, la tres, la cinco, la cuatro, la tres y la dos, la dos, las dos la cuatro y la seis, la dos la cuatro y la seis, (Rachel empieza a interesarse) la cuatro, dos, dos, cuatro y seis, cinco y siete, seis y siete, siete, siete, siete... siete-siete-siete-siete-siete-siete! Siete. (Las dos chicas se echan hacía atrás en el sofá, satisfechas.)

[Escena: Cafetería del museo, Joey está comiendo con los guías y Ross entra.]

Viejo científico: Dr. Geller, aquí hay una silla. (Le señala una silla vacía en la mesa de científicos.)

Ross: Gracias, Dr. Phillips, pero creo que hoy voy a comer en esta mesa, aquí en el medio. Voy a comer en esta mesa, con mi buen amigo Joey, si quiere sentarse conmigo.

Joey: (levantándose) Me sentaré con usted Dr. Geller. (Va hacía él y se dan la mano.)

Ross: Saben, trabajamos en un museo de historia natural, pero aún hay algo antinatural en nuestro comportamiento social. Cuando le echo un vistazo al comedor, saben qué veo? Veo-veo división. División entre gente con bata blanca y gente con americana azul. Y yo me pregunto, "Dios mío, por qué?!" Así que propongo que nos deshagamos de-de está ropa que nos separa y que conozcamos a las personas que hay debajo. (Se quita la bata blanca y la tira al suelo.) Soy Ross! Estoy divorciado y tengo un hijo!

Joey: (se levanta, y se tira la americana al suelo) Soy Joey! Soy actor! Y no sé una mierda sobre dinosaurios!

Otro guía: (levantándose y quitándose la americana) Soy Ted, me mudé aquí hace sólo un mes y Nueva York me da mucho miedo.

Ross: Muy bien, así se habla!

Joey: Sí, aguanta Ted!

El científico viejo: Soy Andrew, y no he pagado esta pera.

Ross: Lo ve? Lo ha hecho muy bien.

Guía: Soy Rhonda, (señala a su pecho) y estas son de verdad! (Joey y Ross se miran el uno al otro, alucinados)

Ross: Vaya, Rhonda.

Otro científico: Soy Scott.

Ross: Adelante, Scott!

Scott: Y necesito apagar las luces diecisiete veces antes de salir de una habitación o mi familia morirá.

[Escena: Central Perk, Phoebe, con el perrito, Monica, y Rachel están sentadas en el sofá.]

Phoebe: Mi madre llegará de un momento a otro. No puedo hacerlo, no puedo desprenderme de él. Sí, no, sí que puedo. No quiero hacerlo, pero puedo. No.

Rachel: Oo, no puedo ver esto, es como La decisión de Sophie.

Monica: No llegué a ver esa película.

Rachel: Ooh, sólo era regular.

Phoebe: No, no puedo hacerlo. Mi madre tenía razón. Si no puedo desprenderme de un perrito, cómo voy a desprenderme de un bebé. Ohh, Dios, Frank y Alice se quedarán hechos polvo. Qué-qué otra cosa podría darles, un riñón?!

Alice: (entrando con Frank) Hola!

Frank: Hola!

Alice: Uhh, pasábamos por aquí y hemos pensado que...

Frank: Sí, hemos pensado venir a decirte que no te vamos a presionar, sabes?

Alice: En absoluto. Pero si quieres decirnos algo en concreto, estaremos ahí mismo tomando un café (señala a la barra)

Phoebe: Vale.

Frank: (viendo el perrito) Oye, quién es este enanito?! (Lo coge)

Phoebe: Oh! Pues! Umm!

Frank: Oh, es monísimo, me recuerda a mi viejo perro, Tumor.

Alice: Eres tan precioso que podría llevarte a casa.

Phoebe: Oye, por qué no lo hacéis?

Frank: Lo dices en serio?

Phoebe: Uh-huh, sí!

Alice: Vaya!

Frank: Oh, gracias.

Monica: Qué estás haciendo?

Phoebe: No, me siento estupendamente. Sabéis por qué? Porque mirad lo contentos que están, y es gracias a mí. Así que está claro. Sé que será un millón de veces más difícil desprenderme de un bebé peor, Dios mío, me sentiré un millón de veces mejor, no? Voy a hacerlo. (a Frank y Alice) Quiero tener vuestro hijo.

Alice: (alucinada) Oh! Oh! Oh! Muchísimas gracias! Esto significa mucho para nosotros! Oh!

Frank: Dios mío, creo que voy a llorar!

Monica: Va a ser fantástico.

Phoebe Sr: (entrando) Hola! Qué pasa aquí?

Phoebe: Oh, les he regalado el perrito, y se han puesto tan contentos que he decidido tener su bebé.

Phoebe Sr: Pero Phoebe...

Phoebe: No-no-no, lo sé, pero tu y yo somos completamente distintas. Y es una situación completamente distinta, y estoy convencida de que no me arrepentiré.

Phoebe Sr: No, si lo entiendo perfectamente, pero es que... era mi perrito.

Phoebe: Oh!

CRÉDITOS DEL FINAL

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel, Monica y Rachel están sentadas en la mesa.]

Monica: Harías de madre de alquiler para alguien?

Rachel: Depende de para quién.

Monica: Y si te lo pidiera yo?

Rachel: Oh, Monica, claro.

Monica: De veras?

Rachel: Sí. (Pausa) No me lo estás pidiendo verdad?

Monica: No.

Rachel: Sí! Por supuesto!

(Kathy entra corriendo, despeinada, y abraza a Monica.)

Kathy: Oh! Gracias! Gracias! Gracias! Gracias! Sí! Gracias! (Se vuelve a ir corriendo)

FIN

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

marco
marco Robert Alan Bluth - Profesor Klarik   marco
marco
Profesor Klarik
(Robert Alan Bluth)

Vídeo al azar