Guiones

 

El del funeral

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito por: Robert Carlock
Transcrito por: Ona Torres


--------------------------------------------------------------------------------


[Escena: Apartamento de Ross. Ross sentado en el sofá con el ordenador portátil. Entran Chandler y Joey]

Chandler: Hola, ¿estás listo?

Ross: Sí, déjame que acabe esto.

Joey: Eh Ross, fíjate. (Intenta hacer rodar una pelota de básquet sobre su dedo índice. No le sale y se le escapa el balón. Rompe una lámpara que hay en la mesita pequeña. Ross y Chandler se lo miran con cara extrañada, Joey pone cara de "upss!") ¡Sí, no sé hacerlo, je! 

Chandler: (a Ross) ¿Qué haces?

Ross: Oye, ¿has visto esto? Es la nueva web de ex-alumnos de la universidad. Mola. Puedes dejar mensajes para la gente y explicarles qué andas haciendo.

Chandler: Ah, genial, una manera más rápida de decirles que estoy en el paro y sin hijos.

Ross: No, la verdad es que es interesante saber como les va a todos. Ah. ¿te acuerdas de Andrea Rich?

Chandler: ¿La chica alta que pasaba de ti?

Ross: Esa, esa. Pues su empresa de Internet ha quebrado y perdió una oreja en un accidente náutico. 

Chandler: Ahora se enrollaría contigo.

Ross: No, ya le mandé un e-mail. 

Chandler: Déjame ver que has escrito sobre ti. (Leyendo del ordenador) Doctor en paleontología, dos hijos. ¿Dejaste a Carol porque teníais intereses diferentes? Yo diría que lo dejasteis porque teníais un solo interés en común.

Ross: Ya acabaré esto más tarde. (Se levanta) Voy a por la chupa y nos vamos. 

Joey: Vale. (Vuelve a intentar hacer girar el balón sobre su dedo. Le sale disparado y choca contra otra figura que se rompe)

Ross: (coge el balón) ¿Creías que habías aprendido a hacerlo en los dos últimos minutos? (Joey le pide el balón y él se va a la habitación)

Chandler: Creeeeo que lo acabaremos por él. (Se pone una especie de sombrero en la cabeza, el pie de la lámpara que Joey ha roto antes. Empieza a escribir en el ordenador) También cloné un dinosaurio en mi laboratorio. Ahora es mi novia. Me da igual lo que diga la sociedad, es el mejor sexo que he probado jamás. (Joey y él se ríen) Y. enviar.

Joey: No, no. ¡Alto! No puedes hacerle eso.

Ross: (vuelve al salón) Venga vámonos.

Joey: (pidiéndole el balón) Tío. 

Ross: Ya has dejado bien claro que no se puede uno fiar de ti con una pelota dentro de casa. 

Joey: (se queda pasmado. Chandler le mira) Y. enviar. (Se van)

[Créditos de apertura]

[Escena: Piso de Joey y Rachel. Entra Joey con la pelota de baloncesto. Rachel está doblando ropa de Emma]

Rachel: Hola, ¿qué tal el baloncesto?

Joey: Ah, divertidísimo, sí, hasta que Chandler acabó con un dedo en el ojo. 

Rachel: Oh, no, ¿y quién fue?

Joey: Chandler, sí. (Se va hacía su habitación. En medio del salón hay el parque de Emma y ella dentro con Abrazín, el pingüino de peluche de Joey) (A Emma) Hola. ¿Rachel?

Rachel: ¿Si?

Joey: ¿Qué hace Abrazín, en el parque, con Emma?

Rachel: Emma estaba gateando por el piso y lo encontró, así que la he dejado dormir con él. ¿Te parece bien, verdad?

Joey: (disimulando) Oeh, sí, por supuesto, sí, es un peluche. Ya ves, es para niños, no para adultos. Ya lo sé. 

Rachel: Joey, ¿estás seguro? Ya sé cuánto lo quieres. 

Joey: (a la defensiva) Dejemos las cosas claras, ¿vale? Yo no quiero a Abrazín. Digamos que me gusta lo normal. 

Rachel: Entiendo. Pues Emma lo adora.

Joey: (afectado) ¿Por qué no iba a adorarle? Es una gran persona. (Se va a su habitación. Rachel se queda extrañada)

[Escena: Central Perk. Phoebe entra. Monica y Chandler sentados en el sofá, hablando. Phoebe se sienta en el sillón de la derecha]

Phoebe: (muy triste) Hola.

Monica: Hola Phoebe, ¿cómo estás? ¿Lo llevas mejor?

Phoebe: (haciendo que no con la cabeza) Las separaciones son una mierda. Echo de menos a Mike.

Chandler: Eh. lo siento mucho. 

Phoebe: He probado de todo para animarme. Hasta escribí una canción pero no se me ocurre nada que rime con MUAAAAAAHHH (lamento) (Monica y Chandler asienten, comprendiendo) Oye Monica, necesitaré tu ayuda para superar esto. 

Chandler: ¿Y no necesitarás la mía?

Phoebe: Cuando llegue el momento en que esté preparada para oír chistes burlones y crueles sobre Mike acudiré a ti. 

Chandler: (asintiendo) Hazlo, porque ya tengo tres. ¡Cuatro! ¡Ya tengo cuatro! (se levanta) 

Phoebe: (a Monica) Oye, sé que hice lo que debía. Mike no quiere casarse nunca y yo no debería tener una relación que no tenga futuro pero, ahhh., dentro de poco le echaré tanto de menos que querré volver a verle y tienes que evitar que lo haga. 

Monica: Cuenta conmigo. 

Phoebe: A no ser. ¿estoy demasiado obsesionada con esto? De acuerdo, no hay futuro pero eso no significa que no podamos divertirnos. Olvida lo que te he dicho.

Monica: ¿En serio? Si eso es lo que quieres.

Phoebe: ¡Ha sido una prueba y has fallado!

Monica: ¡Maldita sea! Error de novata.

(Entra Ross y se va a la barra, con Chandler)

Ross: (enfadado) ¿¡Que me enrollo con dinosaurios?! 

Chandler: (riéndose) Creo que lo leí en alguna parte. 

Ross: No solo no tiene gracia sino que es físicamente imposible. Según la especie me tendría que medir dos metros la. ¡No tiene gracia!

Chandler: Respetuosamente discrepo. 

Ross: No puedo creer que pusieras eso en mi página de ex-alumnos. 

Chandler: ¿Qué más da? Nadie lee esas cosas. 

Ross: Oh, pues reza para que no porque acabo de leer lo que has escrito hoy en tu página.

Chandler: No tengo ninguna página. 

Ross: Oooohh, respetuosamente discrepo. (Chandler se queda flipando)

[Escena: De noche, habitación de Rachel con la cuna de Emma. Entra Joey sigilosamente. Se acerca hasta la cuna y se queda mirando a Emma y a Abrazín]

Joey: (voz en off) Mírate, tan dulce e inocente, durmiendo como un angelito, abrazado por los rollizos bracitos de Emma. (Se abalanza sobre la cuna y coge a Abrazín) (A Emma) Tranquila Emma, sigue durmiendo (Emma se despierta y empieza a llorar. Rachel se despierta de golpe y se incorpora. Apunta con un coletero a Joey)

Rachel: ¡Apártate de la cuna, tengo un arma! 

Joey: ¡Tranquila! Tranquila Rachel, soy yo. Baja el coletero. 

Rachel: ¿Qué estás haciendo?

Joey: He oído a Emma moviéndose y he entrado para asegurarme de que llegara a Abrazín. 

Rachel: Oh, oooh, muchas gracias. (Joey vuelve a dejar a Abrazín en la cuna) Bueno, ya que estoy despierta voy al lavabo. 

Joey: (a Emma) Vale, aquí lo tienes cariño. ¡Esto no ha terminado!

[Escena: Apartamento de Monica y Chandler. Monica y Chandler sentados en el sillón, con el ordenador portátil]

Monica: Vale, un segundo. ¿Por qué Ross les ha dicho a todos los de vuestra clase que eres (leyendo de la pantalla) tan gay como largo es el día?

Chandler: Porque yo les dije a todos que se acuesta con dinosaurios. 

Monica: Pero se ve que eso es una broma. Lo tuyo podría ser verdad. (Chandler la mira sorprendido) ¿No? (Suena el teléfono)

Chandler: ¿Puedes cogerlo tú? Llevan todo el día llamando para felicitarme. 

Monica: (coge el teléfono) ¿Diga? No, no está. Sí, soy su esposa. ¿Si? Pues yo también me he llevado una gran sorpresa. (Chandler se la mira, enfadado) Debí imaginármelo, no sabes la de veces que me obligó a ver Moulin Rouge. 

Chandler: ¡Cuelga, cuelga! Y esa es una gran película. (Monica deja el teléfono) Voy a vengarme de Ross. (Pensando) Ya lo tengo. Se va a enterar. Allá voy. 

Monica: ¿Qué vas a hacer?

Chandler: Ya lo verás, amiga mía. (Empieza a escribir)

[Escena: Más tarde, en el apartamento de Monica y Chandler. Chandler en el sofá, leyendo el periódico. Entra Ross muy enfadado]

Ross: ¡¿Estoy muerto!?

Chandler: (burlándose) Y tan joven.

Ross: Decir que he muerto. No tiene ninguna gracia. 

Chandler: Ya, pero cómo has muerto sí que la tiene. 

Ross: ¡Venga ya! ¿Atropellado por un zeppelín? 

Chandler: Así muere más de un americano, cada año. 

Ross: Increíble, mis compañeros creerán que estoy muerto. Mis profesores, mis, mis padres recibirán llamadas. Estás jugando con los sentimientos de la gente. 

Chandler: ¿Quieres que hablemos de sentimientos? Tendrías que haber oído lo dolido que estaba ayer el profesor Stern cuando le dije que no podría acompañarle a Cayo Oeste. 

Ross: Te has pasado tres pueblos. Pero no importa, da igual, porque ahora mismo voy a comprarme el Photoshop y un montón de porno gay. Eso es. ¡Será una salida del armario muy gráfica! 

[Escena: Piso de Phoebe. Monica y Phoebe]

Phoebe: (sirviendo té) ¡Oh!, ojalá estuviera Mike. 

Monica: Si Mike estuviera aquí, ¿qué estaríais haciendo? (Phoebe mueve la cabeza dándole a entender que estarían haciendo el amor) ¿Qué sois, animales? ¡Sólo son las cuatro de la tarde! 

Phoebe: Tengo que llamarle, sólo para hablar con él. Eso no tiene peligro. 

Monica: Phoebe, así es como se empieza. No voy a comer el pastel, sólo voy a olerlo. Bueno, ¿por qué no solo un trocito? O, vale, sólo un pedazo o dos. Y antes de darte cuenta pesas noventa y cinco quilos y te has quedados atrapada en el tobogán del acuático. (Se sientan en el sofá) Phoebe cariño, ya sé que es duro pero oye, si hablas con él querrás verle y si le ves, querrás volver a vivir con él. Y eso es lo que no quieres. (Phoebe asiente) Así que dame el teléfono.

Phoebe: (le da el teléfono) Toma.

Monica: Y ahora el móvil.

Phoebe: Está bien. (Se levanta y va hacia un armario. Monica le sigue. Lo obre y saca un teléfono móvil enorme y muy antiguo) Ten. (Se lo da)

Monica: (cogiendo el aparato) ¿Éste es tu móvil?

Phoebe: Sí.

Monica: ¿Es tu móvil, actual?

Phoebe: Sí. Me recuerda tiempos más humildes. 

Monica: (se lo guarda en su bolso) Phoebe, ¿dónde está tu bolso?

Phoebe: Mmmm. (Corre para coger el móvil de su bolso antes que Monica)

Monica: ¡Eh! No, no, ¡dámelo! (intenta cogérselo)

Phoebe: ¡No, no! 

Monica: ¡Dámelo! 

Phoebe: ¡No! (se lo mete por dentro los pantalones) 

Monica: Lo sacaré de ahí. 

Phoebe: ¡Ja! Inténtalo. 

Monica: Ven aquí, Phoebe. (La coge en brazos y la zarandea para hacerle caer el móvil)

Phoebe: No, no. Suéltame. ¿Te has vuelto loca? ¡Aaaah! (el móvil se cae. Monica va a recogerlo)

Monica: ¡Ja! (enseñándole el móvil) ¡Ahá! 

Phoebe: Maldita seas, Monica Geller guión Bing. 

[Escena: Apartamento de Joey y Rachel. Rachel en el salón enseñándole Abrazín a Emma, que está en el parque. Joey entra] 

Joey: ¡Eeeh! ¡Mirad quien ha llegado! Es Joey y ha traído alguien a casa. 

Rachel: ¡Joey! Emma está aquí. Me prometiste que no volverías a traer a más chicas a media tarde. 

Joey: No, no, no, no es una chica. Es. ¡un Abrazín completamente nuevo!

Rachel: ¡Ooohh, qué detalle! Ahora Emma tiene dos Abrazines.

Joey: ¡No, no, no! No, no, no, no. Emma tiene un Abrazín, el nuevo Abrazín. (Se lo da a Rachel) El otro Abrazín, (despistando) no sé, supongo que me lo quedaré yo.

Rachel: Verás Joey, cuando era una niña tenía un pony rosa que se llamaba Algodón. No sabes cuánto le quería, me lo llevaba a todas partes, le hacía trenzas en la cola y.

Joey: ¡Hagamos el cambio! (Rachel deja el nuevo Abrazín en el parque con Emma y coge el viejo)

Rachel: Oye, ¿debería preocuparme que se le haya caído un botón al viejo Abrazín y no pueda encontrarlo? 

Joey: No, no te preocupes. Me lo tragué hace años. (Muy contento se va con el viejo Abrazín hacia su habitación. Emma se pone a llorar) 

Rachel: (a Emma) ¿Qué pasa? Me parece que no le gusta el nuevo Abrazín. 

Joey: Pero si es igual. 

Rachel: Ya, pero creo que quiere el viejo. (Le pide el muñeco con la mano)

Joey: Sí, pero si es igual. 

Rachel: Joey, ¡venga!

Joey: (triste, lo deja en el parque) Pero si es igual. 

Rachel: Toma. (Joey coge el nuevo y se va hacia su habitación)

Joey: (al muñeco) Tú no eres igual. 

[Escena: Piso de Phoebe. Phoebe sentada en el sofá, leyendo. Monica entra]

Monica: ¡Ajá!

Phoebe: Resulta menos sorprendente si haces eso después de que te haya abierto la puerta de abajo. 

Monica: Oye Phoebe, ¿por qué hay zapatos de hombre junto a la puerta?

Phoebe: Son mis zapatos.

Monica: Ah. Un día de estos tendremos que ir de compras. 

Phoebe: Oye.Monica, te agradezco que hayas venido a ver cómo estoy pero ya me encuentro mucho mejor. 

Monica: ¿En serio?

Phoebe: Sí, ahora sólo tengo ganas de estar sola. 

(Llaman a la puerta)

Monica: ¿Quién será?

Phoebe: He pedido comida china.

(Monica abre la puerta y se encuentra con Mike. Phoebe se hace la sorprendida)

Phoebe: Uuuhh. ¡qué extraña coincidencia! Un billón de chinos y van y envían a Mike, ¡joh!

[Corte publicitario]

[Escena: piso de Phoebe, sigue la escena anterior. Monica con la puerta abierta, Mike en el rellano y Phoebe sorprendida]

Monica: ¿Qué haces aquí?

Mike: Phoebe me llamó.

Monica: ¡Phoebe!

Phoebe: Lo siento, me rendí, quería verle.

Monica: Maldita sea, Phoebe, ¿cómo has podido llamarle?

Phoebe: Hay un manos libres en la base del teléfono.

Monica: La base. ¡piensa Monica, piensa!

Mike: Si quiero ver a Phoebe y ella quiere verme a mi.

Monica: Esto no te concierne. 

Mike: Eehh. supongo que me ha despistado que se mencionara mi nombre. 

Monica: Escuchad tíos, no podéis hacer esto. Sólo dificultará aún más la separación. 

Phoebe: No, si no pasa nada, ¿por qué no podemos vernos, en plan amigos?

Monica: De acuerdo. Si sólo soy amigos me quedo con vosotros. Soy amiga tuya y de Mike.

Mike: (poco convencido) Bah.

(Mike entra al piso)

Phoebe: Siéntate. (Se sientan en el sofá, juntos)

Monica: ¡Eh! Alto, alto, alto. Hacedme un sitio. (Se sienta en medio de los dos) Eso es. Ah. (Silencio. Mike y Phoebe intentan mirarse pero Monica está en medio)

Mike: (a Phoebe) Qué, ¿cómo estás?

Monica: Bastante bien. 

Mike: (a Phoebe) Estás guapísima. 

Phoebe: Gracias. Tú también estás muy bien. 

Monica: Oh, no, no, no, no. Ese es un terreno peligroso. Juego limpio. 

Phoebe: ¿Cómo van tus sesiones de piano?

Mike: Últimamente toco cantidad de canciones de amor. Te echo de menos. 

Phoebe: Sí, yo también. 

(Silencio incómodo)

Monica: ¿Sabéis? Cuando venía hacia aquí he visto a un borracho vomitando, ja. Y luego se lo ha comido una paloma. 

[Escena: Apartamento de Ross. Ross está sentado en el sofá escribiendo en el ordenador portátil. Entra Chandler]

Chandler: Eh, Ross. Sólo quería pedirte disculpas. (Mira la pantalla del ordenador) No me digas que has hecho esas fotos gays mías y todo. 

Ross: Je, ajá, ajá. Echa un vistazo. 

Chandler: Ah, o sea que así me vería si hiciera ejercicio. Y si recibiera un servicio de un policía. ¿No irás a colgar esas fotos, verdad? 

Ross: La verdad es que no, no hace falta porque tu bromita de Ross ha muerto no ha funcionado, no ha habido respuesta. Nadie ha dicho nada en la web, nadie ha llamado a mis padres. Así que te ha salido el tiro por la culata. Nadie ha llamado, nadie ha escrito nada, a nadie le importa que haya muerto. (Se da cuenta de lo que ha dicho) ¡Qué desastre! ¿A nadie le importa que haya muerto?

Chandler: Vamos hombre, sabes que eso no es verdad. 

Ross: ¿Cómo que no? Tú has recibido sesenta respuestas sólo por salir del armario. ¡Y yo no he recibido ni una sola respuesta por haber muerto! 

Chandler: Bueno, la comunidad gay se hace oír más que la comunidad fiambre.

Ross: Esto es increíble, ni siquiera mi compañero de laboratorio de geología y mira que tuve que cargar con ese vago. 

Chandler: Veeenga, seamos serios. ¿De verdad crees que la gente va a molestar a tu familia en éste momento tan trágico? ¿Que la gente va a escribir mensajes de condolencia en una web? No es que a la gente no le importe que estés muerto, es que la gente no tiene una salida decente para su dolor. 

Ross: Tienes razón, no hay ninguna salida decente. 

Chandler: Claaaro. Venga tío, seguro que si tuvieras un funeral o un entierro iría mogollón de gente. 

Ross: ¡Exacto! (Se pone a escribir en el ordenador) 

Chandler: Ross, ¿qué, qué, qué estás haciendo? ¿De verdad vas a montarte un funeral?

Ross: No sea estúpido. Vas a montarlo tú por mí. 

Chandler: Ross, no pulse enviar, no pul.

Ross: No, tarde, demasiado tarde. Se ha enviado. Perdona, también ha salido tu foto con el policía. 

[Escena: Habitación de Joey. Joey en la cama. Entra Rachel]

Rachel: Estoy intentando dormir a Emma, ¿has visto a Abrazín?

Joey: ¿El original o la imitación? 

Rachel: El original.

Joey: No, lo siento, no lo he visto. 

Rachel: ¿Y qué es ese bulto que hay debajo del edredón?

Joey: (se lo mira y disimulando) Es Monica, ¿vale?

Rachel: (enfadada) ¡Eso no es Monica!

Joey: ¡Vale, de acuerdo, es el Abrazín original! (Rachel se decepciona) Ya sé que lo quiere Emma pero es mío y lo necesito. Ella es muy poco razonable. 

Rachel: Joey, si Emma quiere tanto a ese estúpido pingüino es por algo. (Joey le tapa los oídos al muñeco) ¡No le tapes los oídos! (Joey triste, se los destapa) Es porque le recuerda a su querido tío Joey. 

Joey: ¿A mí?

Rachel: ¡Sí! Y le consuela porque quiere muchísimo a su tío Joey. 

Joey: ¿En serio, me, me quiere?

Rachel: Por supuesto. Pero oye, si necesitas a Abrazín, no te preocupes, Emma lo entenderá perfectamente. Yo no pero no importa. (Rachel sale de la habitación)

Joey: Espera, espera, un momento, un momento, Rachel. No sé si, eh, si Abrazín significa tanto para Emma entonces. se lo regalo. 

Rachel: Oh, qué bien. Sabía que el tío Joey lo entendería. (Joey le da el muñeco. Rachel se gira y se lo enseña a Emma) Mira Emma, mira quién ha vuelto.

Joey: No, olvídalo, olvídalo, ¡no puedo hacerlo!

Rachel: ¿Bromeas? ¿Vas a quitarle a Abrazín a una niña de pecho?

Joey: ¿Cómo crees que lo conseguí?

[Escena: Piso de Phoebe. Sentados en el sofá Phoebe, Monica y Mike]

Monica: Bien colegas, voy al lavabo. (Se levanta) Pero no quiero que pase nada en mi ausencia. Podéis hablar de estos temas: mocos, hongos y la idea de Ross y yo enrollándonos. (Se va)

Mike: Te echo mucho de menos. No, no voy a pedirte que vuelvas conmigo porque queremos cosas diferentes sino, sólo estar contigo una última noche. 

Phoebe: Lo sé, yo también quiero, ¿pero eso no complicará aún más las cosas?

Mike: No pueden ser más complicadas. Si llego a saber que la última vez que te vi iba a ser la última vez, hubiese. memorizado tu rostro. tu manera de moverte. todo lo relacionado contigo. Y si llego a saber que la última vez que te besé iba a ser la última vez. no hubiese parado. (Phoebe se queda parada. Monica vuelve corriendo del baño)

Monica: ¡Bésale, tonta!

Phoebe: ¡¿Qué!?

Monica: ¿No has oído ese discurso? Si no lo haces tú, lo haré yo. 

Phoebe: ¡Te he echado tanto de menos! (Se acerca a Mike y le besa) 

(Entra un chico raro)

Manny: ¡Sabía que estarías aquí!

Mike: ¡Ah, mierda!

Phoebe: Oye, ¿quién es ese?

Mike: Mi amigo Manny. Le pedí que no me dejara acercarme a ti. 

Monica: Eh, yo hago lo mismo con Phoebe. 

Manny: Pues no lo estás haciendo nada bien.

Monica: ¿Cómo dices? 

Manny: ¿Qué pasa con el besuqueo? 

Monica: Al menos yo sabía donde estaba mi chica. 

Manny: Sí, sí, gracias a Dios que estabas aquí para supervisar el besuqueo. 

Monica: No has oído el discurso. 

Manny: He oído el discurso. Si llego a saber que iba a ser la última vez que la vería. 

Monica: Oye, ha sido conmovedor. No tienes corazón. 

Manny: Tú eres débil.

Monica: Y tú. raro.

Manny: Tienes la cremallera bajada. 

Monica: ¡Oh! (Se cierra la cremallera)

Manny: ¿Dónde están? (Phoebe y Mike se han ido)

Monica: Maldita sea. 

Manny: La hemos cagado. Me culpo de todo.

Monica: Yo también te culpo. 

[Escena: apartamento de Monica y Chandler. En la mesita del salón hay una foto de Ross y unas flores, haciendo de altar para recordarlo. Monica, Chandler y Ross]

Ross: ¿Llevamos una hora y aún no ha venido ni un solo compañero de clase? Os lo juro, cuando me muera de verdad mi fantasma irá a por unos cuantos. 

(Llaman a la puerta)

Chandler: Ahí lo tienes, ha llegado alguien. 

Ross: (emocionado) Vale, vale, voy a esconderme. ¡Uish, qué emocionante, mi primer pariente! (Se mete en la habitación de invitados)

(Chandler y Monica abren la puerta)

Monica: (compungida) Hola. Gracias por venir.

Chandler: (afectado) Pasa, por favor.

Tom: Hola, eres Chandler Bing, ¿no? Aehhh. Soy Tom Gordon, estaba en tu clase. 

Chandler: Ah, sí, sí, pásame tu abrigo. 

Tom: Gracias. Siento mucho lo de Ross, es.

Chandler: Al menos murió haciendo lo que le gustaba, mirar zeppelines. (Chandler va a dejar el abrigo a la habitación donde está Ross, intentando que no se le escape la risa)

Ross: ¿Quién es?

Chandler: ¿Conoces a un tal Tom Gordon?

Ross: No me acuerdo de él pero, claro, influí en tantas vidas. (Se ponen a escuchar a través de la puerta)

Monica: ¿Conocías mucho a Ross?

Tom: Apenas le conocía. He venido porque oí lo de Chandler. ¿Sabes si sale con alguien?

Monica: Sí, así es. Conmigo. 

Tom: ¿Qué? O, o, o sea. ¡Oh! Oye, ¿puedo hacerte una pregunta personal? ¿Co. cómo consigues que no se te note la barba? 

(Chandler sale de la habitación)

Chandler: Vale Tommy, ya has llorado lo suficiente. (Le empuja hacia la puerta) Aquí tienes. (Le da el abrigo) Adiós, hasta la vista.

Tom: Oye escucha, llámame. 

Chandler: Cuenta con ello. (Le cierra la puerta en los morros)

(Ross vuelve al salón)

Ross: ¿Estoy muerto y no le importa a nadie?

Monica: ¿Parezco un hombre? 

Chandler: Por favor, un problema ridículo tras otro. 

Ross: Esto no es ridículo, mira a tu alrededor, no hay nadie. 

Chandler: ¡Les avisaste sólo un día antes! No todos los de nuestra clase miran la web cada día. Y Monica, seguramente será por tu postura. 

Ross: Tiene razón. Aún así alguien tiene que haberlo visto. ¿Estudié en esa universidad durante cuatro años y no causé impacto alguno en nadie?

Chandler: Eso no es verdad. Causaste impacto en mí. Ya ves, han pasado quince años y seguimos siendo íntimos amigos. ¿Eso no vale para nada? 

Ross: (poco convencido) Sí. 

(Llaman a la puerta)

Ross: Oh, genial, más novios para Chandler. (Monica y Chandler van a abrir la puerta) 

Chandler: Seguro que vienen por ti, ve a esconderte. 

(Ross vuelve a la habitación. Chandler abre la puerta. Es una chica)

Kori: (afectada) Hola. He venido por el funeral de Ross. 

Chandler: (sorprendido) ¿Kori? ¿Kori Weston?

Kori: Sí.

Chandler: ¡Uah! Estás fantástica. 

Kori: ¿Y tu quien eres?

Chandler: Chandler, Chandler Bing, y no soy gay, en absoluto. 

Monica: Pero estás casado. 

Chandler: No le hagas caso, hoy está un poco cabreado. Pasa, pasa. 

Kori: No puedo creer que Ross ya no esté. Es tan triste. 

Chandler: No sabía que Ross y tú fuerais íntimos. 

Kori: No lo éramos pero fuimos juntos a clase. Era un tío estupendo. Y hablaba con tanta pasión sobre la ciencia. Siempre me acordaba de él. 

Chandler: Eso es un gran consuelo. Y si el cielo tiene puerta, seguro que está con la oreja pegada a ella, escuchando atentamente. (Ross no puede creer lo que está diciendo Chandler)

Kori: Pensé tantas veces en llamarle para salir juntos. Supongo que perdí mi oportunidad. (Ross sale corriendo de la habitación)

Ross: ¡No la perdiste! ¡Aún estoy vivo! (Chandler y Monica se quedan pasmados) Eh, Kori, ya sé que es una gran sorpresa para ti. Es una larga historia pero las cosas que has dicho me han alegrado el día. En fin, el hecho de que estés aquí significa más para mí que si la habitación estuviera llena de gente. 

Kori: ¡Eres un bicho enfermizo! ¡No puedo creer que estuviera chiflada por ti! (Se marcha muy enfadada) 

Ross: ¿Lo habéis oído? ¡Kori Weston estaba chiflada por mi!

[Créditos finales]

[Escena: Apartamento de Ross. Ross hablando por teléfono]

Ross: No mamá, no estoy muerto. Ya sé que no se hacen bromas sobre algo así.Total, sólo ha sido una bromita entre Chandler y yo pero ya se acabó, ¿vale?. En realidad no, aunque me hubiese muerto tú no estarías sin hijos. ¿Y Monica?

FIN

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

Charlton Heston
(Charlton Heston)

Vídeo al azar