Guiones

 

En el que muere Estelle

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito por: Andrew Reich & Ted Cohen
Transcrito por: Olatz Landa


--------------------------------------------------------------------------------


[Escena: Apartamento de Monica y Chandler. Monica y Chandler están sentados a la mesa, Ross y Rachel de pie. Recuerdan una escena del capítulo anterior]

CHANDLER: ¿Cómo ha ido lo del trabajo?
RACHEL: ¡Me ha ofrecido un empleo!
ROSS: Esto hay que celebrarlo con el mejor champán de Israel
RACHEL: El trabajo es en París

RACHEL: ¡Por el amor de Dios! Que alguien diga algo.
ROSS: O sea, que si aceptas el empleo, ¿te iras a vivir a Paris?
CHANDLER: O ira y volverá cada día en metro.
RACHEL: Lo sé. Es muy fuerte. Me da mucho miedo y está súper, súper lejos de vosotros. Pero para mi es una oportunidad increíble. Les he explicado nuestra situación con Emma y dicen que harán cuanto sea necesario para que nos sea más fácil.
ROSS: Eso está bien
RACHEL: Me pagarán el avión para que vuelva o te lo pagarán para que vayas. Lo que queramos.
CHANDLER: Mi jefe me va a regalar una lámpara para mi cubículo.
ROSS: Esta bien, lo superaremos.
RACHEL: Gracias, gracias. (Abraza a Ross)
ROSS: ¿Seguro que es lo que quieres?
RACHEL: Creo que sí

(Entran por la puerta Phoebe y Joey)

PHOEBE: Eh, ¿Qué ocurre?
RACHEL: Me han hecho una oferta laboral increíble
JOEY: Eso es genial. Que guay.
PHOEBE: Como me alegro
RACHEL: Es en Paris
JOEY: ¿Qué? ¡No, no, no! ¡No, no, no! Están cambiando demasiadas cosas. Primero Phoebe se casa. Felicidades. Y luego, esos dos se van a una estúpida casa en las estúpidas afueras.
MONICA: Oye, esta tarde has dicho que nos apoyarías.
JOEY: El tema va y viene, yo no me fiaría.
RACHEL: Escuchad, esto es muy importante para mí y significaría mucho que intentarais entenderlo.
PHOEBE: (Se acerca para abrazarla) Claro que sí. Felicidades. ¿Joey?
JOEY: No, no. Mis abrazos son para la gente que se queda en América.
RACHEL: (Con los brazo extendidos y acercándose a Joey) Significaría para mi...
JOEY: ¡Alto ahí! ¡Aparta tus francesas manos de mí! (Se va a su apartamento y Rachel le sigue)
RACHEL: Joey...
PHOEBE: ¿Tú estás de acuerdo?
CHANDLER: La verdad es que me entristece, pero...
PHOEBE: Hablo con Ross
CHANDLER: Lo sé
ROSS: ¿Qué? ¿Que se vaya a vivir a otro país y no poder verla cada día? ¿Cómo iba a parecerme bien? 
MONICA: Te entiendo, pero, ¿qué se le va ha hacer? Necesita ese trabajo.
ROSS: Crees que si los de Ralph Lauren le ofreciesen su antiguo empleo, ¿lo aceptaría?
MONICA: ¿Cómo va a pasar eso?
CHANDLER: ¿Vas a gastar uno de tus tres deseos mágicos?
ROSS: No sé, podría hablar con su jefe. Sí, le conocí en esa fiesta de Navidad. Hicimos muy buenas migas.
MONICA: ¿Te refieres al tío que te llamaba "Ron"? 
ROSS: No he dicho que fuéramos hermanos

CREDITOS

[Escena: Central Perk. Phoebe está sentada en la butaca leyendo el periódico. Monica y Chandler entran por la puerta]

MONICA: Hola, Phoebe.
PHOEBE: ¿Qué hay?
MONICA: (Se sientan en el sofá) Oye, haber que opinas. La casa de al lado de la que vamos a comprar en West Chester, acaba de salir al mercado. Yo quiero ir a verla, pero Chandler no.
CHANDLER: Mañana cerramos el trato. Así que ver otra casa puede confundirnos y somos fáciles de confundir. No somos muy listos.
MONICA: Pero, ¿y si es mejor que la nuestra? ¿No deberíamos comprobarlo?
CHANDLER: ¿Qué opinas Phoebe?
PHOEBE: Veras, creo que esa camisa te da pinta de dependiente de heladería. Que más da. (Lee el periódico) Eh, ¿la representante de Joey no se llama Estelle Leonard?
CHANDLER: Sí
PHOEBE: Ha muerto
CHANDLER: No fastidies
MONICA: Que desgracia
PHOEBE: Sí, el sábado pasado. (Leyendo el periódico) ¡Hala! Fue el primer negro en cruzar solo el Atlántico en avión. Ah, un momento, me he equivocado
CHANDLER: Ah, ¿sí?
PHOEBE: Sí, sólo era una representante.
MONICA: Joey debe estar destrozado
CHANDLER: Lo sé, siempre quiso ser el primer negro en cruzar el Atlántico
PHOEBE: Pero no podemos decírselo a Joey. Ya esta flipando con todo lo que está cambiando. Esto le hundiría del todo
MONICA: ¿No crees que deberíamos decírselo?
PHOEBE: De momento no, dejémosle un par de días para acostumbrarse a los otros cambios
MONICA: ¿Y si lo lee en el periódico?
CHANDLER: Como no salga en la tira cómica no creo que haya problema.





[Escena: Oficinas de Ralph Lauren. Ross entra en el despacho del Sr. Zelner, jefe de Rachel. Toca a la puerta]

SR. ZELNER: ¿Busca a alguien?
ROSS: Sí, soy amigo de Rachel Green. En realidad nos conocimos en la fiesta de Navidad de hace dos años
SR. ZELNER: Ah, sí, eres ¿Don?
ROSS: Casi, Ron (Se dan la mano)
SR. ZELNER: ¿En qué puedo ayudarte? (Ross se sienta en la silla)
ROSS: Pues veras, he venido a preguntarte si readmitirías a Rachel en su trabajo
SR. ZELNER: Ya, ¿te ha pedido ella que vinieras a preguntármelo?
ROSS: No, primero tengo que conseguir que tú aceptes. Luego ya veré si ella quiere volver.
SR. ZELNER: Vaya, resulta tentador.
ROSS: Oye, a ella le encanta trabajar aquí. Y reconócelo, no encontrarás a nadie que lo haga tan bien como ella. ¿No es cierto?
SR. ZELNER: Es bastante buena
ROSS: Ah, sólo era un farol.
SR. ZELNER: Pero lo siento, no puedo hacer nada. Aunque eso no es cierto, no quiero hacer nada
ROSS: Entiendo. Muchas gracias (Se levanta)
SR. ZELNER: De nada
ROSS: (Coge un marco con una foto de un niño) ¿Es tu hijo?
SR. ZELNER: Sí, se llama Ross. (Ross le mira sorprendido) ¿Qué?
ROSS: Nada, es que se parece a Ron, un poquito. Por casualidad, ¿al pequeño Ross le gustan los dinosaurios?
SR. ZELNER: Sí, es de lo único que habla. ¿Por qué?
ROSS: ¿Crees que le gustaría venir conmigo al Museo Nacional de Historia Natural cuando todos se hayan ido, solo los dos y así podría tocar todo lo que quisiera? Acabo de oírlo como tú lo habrás oído y no suena bien. Volveré a empezar. Soy paleontólogo. Tú estarás con nosotros y lo de tocar solo se refiere a huesos... ¡fósiles!
SR. ZELNER: ¿Podrías organizarlo?
ROSS: Deja que Rachel vuelva y está hecho
SR. ZELNER: Bueno, imagino que su vuelta no supondría el fin del mundo
ROSS: ¡Sí, sí, sí! ¡Gracias! Es estupendo. Muchas gracias. Te lo juro, tu hijo se lo pasará como nunca
SR. ZELNER: Me alegro, estoy preocupado por Ross. Siempre está leyendo, coleccionando rocas y obsesionado con los dinosaurios
ROSS: Todo saldrá bien (Se va)


[Escena: Central Perk. Phoebe está sentada en el sofá leyendo un libro. Joey entra y se sienta a su lado.]

JOEY: Hola, Phoebe.
PHOEBE: Hola, ¿va todo bien?
JOEY: Estoy enfadado con mi representante.
PHOEBE: ¿Estelle? ¿Por qué?
JOEY: Hay un papel en una peli para el que yo sería perfecto y ni siquiera me pidió una audición. Espero que tenga una buena excusa.
PHOEBE: Apostaría a que la tiene
JOEY: Pues quiero oírla porque no deja de hacerme lo mismo
PHOEBE: Pero, no... ¡Espera, espera! Es que... ¡Uy! Tengo que irme. Oye, prométeme que esperarás un rato antes de llamarla.
JOEY: Vale, ¿por qué?
PHOEBE: Porque una promesa entre amigos significa no tener que dar un motivo (Se va)
JOEY: ¡Me encanta ese dicho! (Murmurando)...significa no tener que dar un motivo. (Se ve a Phoebe en la calle y saca el móvil de su bolso, llama. Ahora se ve a Joey y le suena el móvil, contesta) ¿Diga?
PHOEBE: (Poniendo otra voz) Joey, soy Estelle
JOEY: Justo iba a llamarte, que raro.
PHOEBE: Es un poco casual, pero creíble. (Joey asiente con la cabeza) Oye, seguro que te preguntarás por qué no te conseguí una audición para ese telefilm
JOEY: Sí, la verdad es que sí
PHOEBE: Supongo que esta vez te he fallado. ¡Ahí va!
JOEY: ¿Eso es todo? Oye, parece que últimamente no dejas de fallarme.
PHOEBE: ¡No me hables en ese tono! ¿Quién te has creído que eres? ¿Alan Leonard, el primer negro en cruzar solo el Atlántico en avión?
JOEY: No, no. Sólo digo que eres mi representante, ¿vale? No me consigues audiciones y empiezo a hartarme
PHOEBE: ¿Qué intentas decir?
JOEY: Intento decirte que no estás a la altura, ¿vale? Estás despedida. Adiós (Cuelga)
PHOEBE: Ostras, una semana dura para Estelle

[Escena: Apartamento de Joey y Rachel. Ross entra por la puerta con un peluche de dinosaurio en la mano. Rachel está leyendo una revista en la encimera de la cocina]

ROSS: Hola
RACHEL: Hola 
ROSS: Emma se dejó su peluche de T-Rex en mi casa, ya sabes que no puede dormir sin él.
RACHEL: Ah, pues está durmiendo, deja de agobiarla con esa cosa.
ROSS: Está bien
RACHEL: Oye, no vas a creer lo que me ha pasado hoy. ¡Ralph Lauren me ha llamado y me ha ofrecido mi antiguo trabajo!
ROSS: ¡No!
RACHEL: Sí. Ha sido rarísimo. Me despiden y luego, sin previo aviso quieren que vuelva. ¡La empresa debe de estar hundiéndose sin mí!
ROSS: O sea, que no te vas a París
RACHEL: No, ¡claro que me voy!
ROSS: ¿Qué?
RACHEL: Cuando los de Louis Vuitton se enteraron de que Ralph Lauren quiere que vuelva, me ofrecieron más dinero. ¿¡A que es genial!?
ROSS: ¡Sí! (Se chocan las manos) 




[Escena: Casa en venta de West Chester. Tocan a la puerta y la agente inmobiliaria abre la puerta. Monica y Chandler entran.]

MONICA: Hola, vamos a comprar la casa de al lado y nos gustaría echarle un vistazo a ésta.
AGENTE INMOBILIARIA: Sí, claro. Ahora se la estoy enseñando a alguien, pero por favor, adelante.
MONICA: Gracias (La agente inmobiliaria sube las escaleras)
CHANDLER: Estamos engañando a nuestra casa (Cierra la puerta). ¿No deberíamos engañarla con una casa más joven, que haga cosas que no haga la nuestra?
MONICA: (Echando un vistazo a la casa) ¡La nuestra es mucho mejor! Esta sala es más pequeña, el comedor parece una cueva. Ja, ¡menudo cuchitril! 
AGENTE INMOBILIARIA: Y bien, ¿qué les parece?
MONICA: ¡Nos encanta!
AGENTE INMOBILIARIA: Bueno, ya nos han hecho una oferta. Y creo que la señora que está arriba nos va hacer otra.
MONICA: Podrían ser nuestros vecinos. ¿Cómo son?
AGENTE INMOBILIARIA: La señora de arriba es muy simpática. Está casada y tiene dos hijos. Él trabaja en Wall Street y ella es... (Aparece en las escaleras Janice)
JANICE: ¡Oh... Dios... mío!
CHANDLER: Genial

[Apartamento de Joey y Rachel. Joey está sentado a la encimera de la cocina triste. Phoebe entra por la puerta]

PHOEBE: Oye, ¿te apetece acompañarme a...? ¿Estás bien?
JOEY: Sí, es que me siento fatal por haber despedido a Estelle. Seguro que esto le está matando.
PHOEBE: No, eso no la mataría. Una embolia puede que sí.
JOEY: Tiene que haber sido que un golpe muy duro. Yo era su único cliente. Aparte de un tío que come papel. Seguro que se come más dinero del que genera. No es una gran representante, pero ha estado conmigo durante 10 años. Le diré que vuelvo a contratarla. (Se levanta y coge el móvil de la mesita)
PHOEBE: ¡No, no, no! No la llames, espera a que te llame ella.
JOEY: (Se sienta) ¿Por qué?
PHOEBE: Porque la paciencia es el camino hacia la comprensión. Que es la clave de un alma feliz.
JOEY: Me dejas alucinado.
PHOEBE: Vale, ¿me prometes que esperarás a que te llame ella?
JOEY: Te lo prometo.
PHOEBE: Vale
JOEY: Y eso significa no tener que dar un motivo. (Phoebe pone cara rara y se va)

[Escena: Casa en venta de West Chester. Janice baja las escaleras y se dirige hacia Monica y Chandler]

JANICE: ¡El mundo es un pañuelo muy pequeño!
CHANDLER: Y aún así, nunca me encuentro con Vellones.
AGENTE INMOBILIARIA: ¿Ya se conocían?
JANICE: ¡Uh! Des de hace mucho. Antes de que Monica le convirtiera en un hombre formal, Chandler había sido mi bollito del amor. (Le toca a Chandler el pecho y ríe) ¿Qué, también estáis pensando en comprar esta casa? ¡Uy! Vamos a tener una guerra de pujas. Os lo advierto, soy dura de pelar. (Le da puñetazos en el hombro a Chandler)
CHANDLER: ¡Para, para, para!
MONICA: En realidad, vamos a comprar la casa de al lado.
CHANDLER: ¿Qué? (Janice se emociona) ¿Por qué?
MONICA: No tengo ni idea
JANICE: ¡Uy! Entonces está decidido. Nada va entre dos aguas, pero sabiendo que seréis nuestros vecinos... ¡Ah! ¡Tenemos que comprarla! Ellen, (dirigiéndose a la agente inmobiliaria) vamos a hablar de números. (La coge de la mano y se van. Chandler cierra la puerta tras ellas)
CHANDLER: Esto no puede ser cierto.
MONICA: Tranquilo, la agente ha dicho que otra pareja ha hecho una oferta. A lo mejor no se la quedan los Janice. Puede que se la quede la otra pareja.
CHANDLER: Eso sólo pasaría si la otra pareja fueran los Hitler.
MONICA: ¡Ya está, ya está! ¿Y si compramos las dos casas? ¿Eh? Podemos convertir ésta en la de invitados.
CHANDLER: Es una gran idea. Por cierto, y no quiero parecer desagradable, pero ¿cuándo empezaste a cagar dinero?
MONICA: Venga, aporta una idea.
CHANDLER: Vale, vale. Tenemos tres horas antes de cerrar la compra de nuestra casa. Aún podemos pasar.
MONICA: Pero si nos encanta la casa 
CHANDLER: ¿Nos seguirá gustando con Janice por vecina? Además, aquí se la oirá más alto, sólo se oirán grillos y... ¡Oh... Dios... mío!
MONICA: Vale, pero aunque no la compremos, ella aparecerá vayamos adonde vayamos. Al menos si está aquí, elimina el factor sorpresa. ¡Nunca más tendrás que oír las tres palabras que hacen que se te metan las pelotas dentro del cuerpo!
CHANDLER: Algo tenemos que hacer. No podemos vivir a su lado. (Se oye a Janice riéndose) Eso también lo provoca. (Mueve el dedo para arriba)


[Escena: Despacho del Sr. Zelner. Llaman a la puerta y entra Ross con una bolsa de deporte]

SR. ZELNER: ¿Quién es?
ROSS: Soy yo. Ron. Oye, ya sé que Rachel dijo que no, pero creo que a lo mejor hay una manera de conseguir que vuelva.
SR. ZELNER: Puede que te sorprenda, pero recontratar a empleados despedidos no forma parte de mi trabajo.
ROSS: Déjame hablar. ¿Qué te parecería ofrecerle un aumento?
SR. ZELNER: No muy bien, Ron.
ROSS: A lo mejor puedo persuadirlo. (Se sienta en la silla) ¿Qué te parecería regalar a tu hijo este autentico huevo de terodáctilo de imitación? (Saca de su bolsa un huevo bastante grande)
SR. ZELNER: Vaya, está bien conseguido. (Le coge el huevo a Ross)
ROSS: ¿Y bien? ¿Tenemos trato?
SR. ZELNER: De acuerdo, está bien.
ROSS: ¡Sí, sí!
SR. ZELNER: Esto me hará ganar muchos puntos.
ROSS: Oh, creeme. A las tías les encanta.
SR. ZELNER: Me refería a mi hijo.
ROSS: Mejor, porque las tías pasan. (Se va)

[Escena: Apartamento de Joey y Rachel. Joey entra por la puerta mirando unas cartas. Da a un botón del contestador y se oye un mensaje.]

VOZ: Joey, soy Al Zebooker, el que come papel. (Joey se sienta en el sillón) Seguro que ya sabes que Estelle ha muerto. Quiero que sepas que mañana a las diez se celebra una ceremonia en su memoria en la capilla de Westside. Y espero que puedas ir.
JOEY: Dios mío. (Suena su móvil, contesta) ¿Diga?
PHOEBE: (Poniendo otra voz) Joey, soy Estelle. (Joey se sorprende)
JOEY: ¿Estelle?
PHOEBE: Sí. Quería llamarte para decirte que no te guardo rencor por haberme despedido.
JOEY: Vale. Pero no puedo creer que me estés llamando.
PHOEBE: No quería aparecer por ahí sin avisar
JOEY: (Asustado y mirando a todos los lados) ¡No, no, no! ¡No aparezcas, no aparezcas! No, no, no...
PHOEBE: Total, hiciste lo que tenías que hacer. Estoy bien.
JOEY: ¿Puedo hacerte una pregunta? ¿Qué tal se está ahí?
PHOEBE: (Phoebe mira a su alrededor) No está mal. Oye, chaval. Tengo que dejarte. Suerte con tu carrera, serás una gran estrella.
JOEY: Gracias por todo, Estelle. Adiós. (Cuelga el móvil y lee la pantalla) "Fuera de cobertura". Ya lo creo.

[Escena: Casa en venta de West Chester. Chandler está dando vueltas por el salón pensativo. Janice entra por la puerta]

JANICE: Bueno, he hablado con Sid y vamos ha hacer una oferta por la casa y seguro que nos la dan.
CHANDLER: Los Hitler estarán decepcionados.
JANICE: Vale, me voy pitando. Despídete de Monica de mi parte y... Hasta luego, vecino.
CHANDLER: ¡Espera! Sólo quiero que sepas que me alegro mucho de que vayas a vivir aquí.
JANICE: Ah, yo también.
CHANDLER: Porque...así, podremos seguir desde donde lo dejamos.
JANICE: ¿Qué?
CHANDLER: Nunca he dejado de quererte.
JANICE: Oh... Dios...
CHANDLER: Sí, sí, sí. Te quiero. Te necesito. Tengo que poseerte Janice Litman-Goralnik neé Hosenstein.
JANICE: Chandler, ¿de qué estás hablando?
CHANDLER: Ahora que vas a vivir al lado, podremos estar juntos cada día. Sid y Monica no tienen por qué enterarse.
JANICE: No sé que decirte. En fin, es evidente que existe cierta química entre nosotros.
CHANDLER: (Con cara de asco) Es evidente.
JANICE: Pero quiero a mi marido. Y sé que tú quieres a tu mujer. Así que, creo que no debemos comprar esta casa.
CHANDLER: No digas eso, no me hagas soñar para frustrarme.
JANICE: Uno de los dos tiene que ser fuerte.
CHANDLER: Entiendo.
JANICE: Aunque... puede que sólo un último momento de debilidad. (Besa a Chandler) Adiós, Chandler Bing. (Se va)
CHANDLER: No creo que vuelvan a bajar.

[Escena: Apartamento de Ross. Ross está sentado en el sofá con el portátil. Rachel entra por la puerta con Emma]

RACHEL: Hola
ROSS: Hola
RACHEL: Jamás te creerás lo que me ha pasado hoy.
ROSS: ¿Qué?
RACHEL: Me volvieron a llamar los de Ralph Lauren y me ofrecieron más dinero.
ROSS: ¿En serio?
RACHEL: ¡Sí! (Deja a Emma en la cuna) Ha sido rarísimo. Zelner me llamó y me dijo que harían lo que fuera para que volviera. Y que le diera las gracias a no sé que Ron. Ni siquiera se en que departamento trabaja.
ROSS: Bien, ¿y que has decidido hacer, Rachel?
RACHEL: He aceptado. 
ROSS: ¡Qué bien! O sea que te quedas en Nueva York. (Dan palmas de alegría)
RACHEL: ¡Yupi!
ROSS: Te hace ilusión, ¿no?
RACHEL: Sí, el dinero está muy bien. Y desde luego es la opción más fácil.
ROSS: Claro
RACHEL: Sí, aunque si me preguntas si tenia muchas ganas de ir a Paris. Claro. ¿Que si me ilusionaba trabajar en la capital mundial de la moda? Oh, por supuesto. (Triste) Sí, pero no sé, esto está bien. Me parece bien. Volver a un trabajo que ya he exprimido casi lo máximo posible. (Suspira y se sienta en el sofá)
ROSS: (Se sienta a su lado) Oye, no tenía... No tenía idea de que te hiciera tanta ilusión ir a París. No sé, dijiste que tenías miedo.
RACHEL: Así es, pero miedo en el buen sentido, ¿entiendes? Miedo en plan cuando vine a vivir a Nueva York. O en plan cuando supe que iba a tener a Emma. Pero esto está bien. Saldrá bien.
ROSS: Deberías irte.
RACHEL: ¿Qué?
ROSS: Es lo que quieres. Deberías ir.
RACHEL: ¿De verdad lo crees?
ROSS: Estoy convencido.
RACHEL: Pero ya le dije a Zelner que volvería.
ROSS: Seguro que lo entenderá. (Coge de la mesilla una calavera de un animal y lo mete en su bolsa)
RACHEL: Está bien. Decidido. Voy ha hacerlo. Me voy a París.
ROSS: ¿Sí?
RACHEL: (Emocionada) ¡Sí! ¡Me voy a París! (Se levantan) Oh, gracias, Ross. (Le abraza)
ROSS: De nada, de nada.
RACHEL: Estoy tan contenta. 
ROSS: (Muy triste y abrazado a ella) Entonces yo también lo estoy.

CRÉDITOS

[Escena: Funeral de Estelle. Joey da un discurso delante de la familia al lado del tío que come papel]

JOEY: Gracias por haber venido. Estamos aquí para presentar nuestros respetos a una maravillosa representante y una mujer preciosa. (Mira la foto de Estelle que tiene a su lado) Por dentro. (Se ve al tío que come papel masticando) Como los dos únicos clientes de Estelle quisiéramos decir unas palabras. ¿Dónde está mi discurso? (Mira al tío que come papel y éste traga) Eso si que es divertido. ¡Al Zebooker, amigos! (Aplaude y ríe. Al muestra que en su boca no hay nada)

FIN

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

Franny
(Clea Lewis)

Vídeo al azar