Guiones

 

El de Barbados, Parte 2

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito por: Marta Kauffman & David Crane
Transcrito por: María Ruiz


--------------------------------------------------------------------------------

[Barbados. Habitación de hotel de Chandler y Monica]
(Chandler y Monica están tumbados en la cama y Monica se acomoda en su pecho)
Chandler: Mmm… qué delicia. Podría quedarme aquí tirado todo el día.
Monica: Y yo.
(Entra Rachel corriendo)
Rachel: ¡¡Corred las cortinas!! ¡¡Corred las cortinas!!
Chandler: (sarcástico) ¡Qué alegría verte de buena mañana!
(Rachel corre las cortinas y Monica se levanta)
Monica: ¡Ha salido el sol!
Chandler: (frotándose los ojos): ¡Eh! ¿Os acordáis de cuando tenía córneas?
Monica: (A Rachel) Venga, baja a la piscina y reserva las hamacas.
Rachel: Vale.
Monica: Yo voy a por las revistas y la crema solar.
Chandler: Eh… chicas…
Rachel: ¿Si?
Chandler: Ross habla dentro de 45 minutos.
Rachel: (disgustada) [¡No!]
Monica: (disgustada) [¡Oh! ¡Mierda!]
Ross: (voz en off, desde su habitación) Las paredes son muy delgadas, tíos.

[CABECERA]

[Barbados. Salón de actos del hotel.]
(En las ponencias de Paleontología. Ross hace de ponente inaugural; el resto está en el público.)
Ross: (dirigiéndose al público) Después de sopesar los datos de recientes representaciones ópticas por resonancia y pruebas de…
Rachel: (mientras Ross sigue hablando, a Monica, mientras mira por la ventana) Fíjate en la tía que está broceándose en la piscina. Tiene la piel quemada… ¡qué envidia!
Ross: (que sigue con el discurso): Finalmente, tengamos en cuenta la profusión de nuevas especies recién descubiertas: el giganotosaurio, el argentinosaurio…
Chandler: (al que se sienta a su lado) Por no hablar del “coñazosaurio”.
Ross: (que sigue con el discurso) …de la misma manera que ahora se cree que el “homo ergastes” era una especie distinta al “homo erectus”…
Rachel: (se ríe)
Joey: ¿”Erectus”?
Rachel: “Homo”
(Ambos se ríen)
(Cambio de escena. Misma situación.)
Ross: (que sigue con su discurso) …y de una manera muy real podemos traer la era mesozoica hasta el siglo XXI. Gracias.
(Aplausos exaltados del público; algunos incluso se levantan. Ross, asombrado, agradece con la cabeza. Todos se acercan para darle la enhorabuena.)
Joey: [¡Eh!]
Phoebe: [¡Genial!]
Ross: Gracias tíos.
(Se acerca un admirador)
Admirador (profesor Oberblau): Ha sido un discurso maravilloso.
Ross: ¡Oh!
Admirador (profesor Oberblau): Jarvis Oberblau.
(Se dan la mano)
Ross: Aam.
Admirador (profesor Oberblau): Me encanta las ideas que ha propuesto y aun más viniendo de alguien tan joven y… ¡ah! (suspiro).
Ross: (como asustado) Creo que ya podemos soltarnos la mano.
Rachel: ¡Muy bien! Por cierto, nos vamos a la playa. (A Ross) Oye, ha sido genial.
Ross: Muchas gracias.
Joey: Y muy gracioso.
Rachel: ¡Ah!
Joey: (dándole una palmadita en la espalda a Ross) Muy bien, cuídate.
(Se van todos)
Ross: Vale, gracias. Disculpad… (va hacia Charlie y le avisa por detrás). ¡Hola! ¿Y bien?
Charlie: Has estado increíble.
Ross: ¿Sí?
Charlie: Los has dejado alucinados.
Ross: ¡Oh! No te imaginas lo genial que era mirar al público y ver tu cara… ¡En serio! ¿Sabes que-que decías las palabras conmigo?
Charlie: (sonriendo) ¡No es verdad!
Ross: No, tranquila. Me he sentido como una estrella del rock.
Charlie: (se ríe) Vaya por Dios… ¡soy tu “grupi”!
Ross: (riéndose) Sí… ¡Eh! No quiero encontrarte desnuda en mi habitación.
Charlie: (decepcionada) ¡Oh!
Ross: (riéndose) ¡Vaya! Ya me he pasado.

[Barbados. Hall del hotel.]
Monica: No entiendo como puede estar lloviendo otra vez. ¿Qué vamos a hacer hoy?
Mike: Abajo hay una sala de juegos. Creo que hay un ping-pong y algo más.
Monica: (emocionada) ¿Ping-pong? (A Chandler) ¡Cariño, tienen ping-pong! Vamos a jugar.
Chandler: Ni lo sueñes.
Monica: ¿Por qué no?
Chandler: Ya sabes lo competitiva que te vuelves. Y aunque creo que es encantador la gente discrepa y yo miento.
Monica: Oye, no me pongo así siempre.
Chandler: Ah, ¿no? ¿Qué paso la última vez que jugamos?
Monica: (resignada) Que te pegué.
Chandler: ¿Y?
Monica: Y a Phoebe.
(Phoebe asiente con la cabeza)
Phoebe: ¿Y?
Monica: Os choqué las cabezas.
(Phoebe y Chandler asienten con la cabeza)

[Barbados. Habitación de hotel de Joey y Charlie.]
(Joey está con unas gafas de buceo. Coge una uva del frutero y la mete en el tubo de respiración de las gafas. Sopla y la uva sale disparada. Se ríe. Entra Charlie.)
Charlie: ¡Hola! Estabas aquí.
Joey: Sí. (Emocionado) Oye, en cuanto pare de llover tenemos que ir a hacer inmersión. Un chaval me ha dicho que hay una tortuga marina y que si le echas burbujas a la cara te persigue.
Charlie: Lo siento, no puedo. Modero un coloquio toda la tarde.
Joey: Ah… bueno… no pasa nada… Buscaré a alguien que me acompañe.
Charlie: ¡Me siento fatal! No nos hemos visto en todo el viaje y sobre todo anoche.
Joey: Eh… oye… no te preocupes, acabé pasándomelo de maravilla con Rachel. Lo… lo sentía por ti, encerrada en esa habitación, trabajando en el discurso.
Charlie: En realidad fue muy divertido.
Joey: ¡Oh! ¡Estupendo! Al menos nos divertimos los dos.
Charlie: Sí… ¿No es raro que no sea estando juntos?
Joey: ¡Sí!
Charlie: Creo que tenemos que hablar.
Joey: Sí, yo-yo también… ¿de qué?

[Barbados. Sala de juegos del hotel.]
Monica: Venga, tíos, será divertido.
Phoebe: Vale, está bien. Juego si no puntuamos.
Monica: ¿Y cómo sabremos quién gana?
Phoebe: ¡No gana nadie!
Monica: O sea, que seremos cuatro perdedores… (sarcástica)¡Mola!
Mike: Yo juego.
Monica: ¡Vale!
Phoebe: (en voz baja) Mike, no sabes lo que haces.
Chandler: (a Mike) ¡Se vuelve loca! Esta cicatriz es del “Pictionary”.
Mike: (a Monica) ¿Hacemos un poco de peloteo?
Monica: Vale, si quieres…
(Se ponen a jugar y Mike marca un punto)
Monica: ¡Joder!
Mike: ¡Ah! Por cierto, soy un feria.
Chandler: (a Phoebe, refiriéndose a Mike y Monica) Son tal para cual.
Mike: (a Monica) ¿Lo hacemos más interesante?
Monica: ¿En cuánto estás pensando?
Mike: ¿Diez pavos por partida?
Monica: Que sean cincuenta.
Mike: Que sean cien.
Monica: Dejémoslo en mil.
Chandler: ¡Ya vale!
Mike: Echemos a suertes a ver quién saca, ¿tienes una moneda?
Phoebe: (saca una moneda) Monica, eliges tú.
Monica: (nerviosa) Cara. No, cruz. Cara.
Phoebe: (lanza la moneda al aire) Cruz.
Monica: (decepcionada) ¡Oh! ¡No había dónde elegir!
(Se ponen a jugar de nuevo. Ahora es Monica quien puntúa.)
Monica: ¡Ah! ¡Punto mío!
Mike: Ah, no, ni lo sueñes. Según las reglas oficiales del ping-pong si en algún momento un jugador toca la mesa de juego con la mano que no tiene la pala, pierde el derecho al punto.
(Monica pone cara de resignación)
Phoebe: (orgullosa y refiriéndose a Mike) Había sido abogado.

[Barbados. Habitación de hotel de Rachel.]
(Rachel está viendo la televisión donde sale la mujer del tiempo, que dice: la costa oeste disfruta de un tiempo espléndido. En Nueva York están a 22 grados y hace sol…)
Rachel: (mira por la ventana como llueve) ¡Oh! ¡Guarra del tiempo!
(Apaga la tele y llaman a la puerta)
Rachel: Está abierta.
(Entra Joey)
Rachel: ¡Hola Joey!
Joey: (triste) Hola…
Rachel: ¿Qué? ¿Va todo bien?
Joey: ¡Ah! (suspiro) Charlie y yo hemos cortado.
Rachel: ¡Noo! ¿Por qué?
Joey: Ya ves, dice que no tenemos nada en común.
Rachel: ¡Oh! Menuda tontería.
Joey: No lo es. No tenemos nada en común.
Rachel: Sí, es verdad.
Joey: Sí. Ella debería estar con alguien como… Ross. Él también utiliza esas palabras tan largas. Tía, la gente inteligente es aburrida.
Rachel: (ofendida) ¡Eh! ¡Oye!
Joey: (riéndose y dándole una palmadita en la espalda) Muy buena, Rachel. (Se sienta en la cama.) Me siento muy estúpido, ¿sabes? ¿Por qué voy siempre detrás de las chicas equivocadas?
Rachel: Venga, Joey. ¿A qué viene eso?
Joey: Piénsalo. Primero fuiste tú, luego Charlie… es como… (suspiro) ¿qué mierda es lo que me pasa? (suspira y se tumba en la cama).
Rachel: Vale… puede que no vayas siempre detrás de la chica equivocada.
Joey: Te lo juro, Rachel, Charlie no es mujer para mí.
Rachel: Pero no estoy hablando de ella.
Joey: Pues, ¿de quién? ¿La camarera con la que salí el mes pasado?
Rachel: ¿Sabes? Olvídalo.
Joey: (levantándose y acercándose a Rachel) No, no, no… ¿de quién estás hablando?
Rachel: (nerviosa) No, no, no sé, no sé… en realidad no sé de quién hablo, así que…
Joey: Vale.
Rachel: Sí.
Joey: Por cierto, voy a ver si consigo una habitación y… bueno, nos vemos luego.
Rachel: Sí, claro. Bien.
(Joey sale de la habitación. Está en el pasillo y se da cuenta de a quién se refería Rachel. Vuelve a entrar en la habitación y se queda mirando a Rachel. Ella asiente con la mirada. Joey pone cara de asombro.)
(Cambio de escena. Misma situación.)
Joey: (alucinado) ¿Te gusto? (Cierra la puerta)
Rachel: Oye, tampoco hay que darle tanta importancia.
Joey: (todavía alucinado) Pero si es tremendo.
Rachel: Joey, no estás colaborando… Pasa lo siguiente: últimamente he tenido ciertos pensamientos… reflexiones, por así decirlo…
Joey: (sigue alucinado) ¿Desde hace cuánto?
Rachel: Hará cosa de un mes…
Joey: (muy alucinado) ¡¡¡¿Un mes?!!!
Rachel: Oye, baja el tono. No sé, a lo mejor son pensamientos alocados pero a veces los tengo. He estado pensando en… nosotros dos. (Al ver que Joey está alicaído). ¡Sube un poco el tono!
Joey: Sí, lo entiendo. Pero, tengo una pregunta.
Rachel: Dispara.
Joey: (como enfadado) ¡¿Qué estás haciendo?!
Rachel: No estoy… no intento hacer nada; es que nos los pasamos tan bien cuando estamos juntos que no sé… ¿no sientes un poco de curiosidad por saber cómo sería?
Joey: (con el mismo tono) ¿Que si siento curiosidad? Pongamos que siento tanta como… como… ¡¡¡George!!!
Rachel: (extrañada) ¿Quién?
Joey: George el curioso.
Rachel: ¡Ah!
Joey: El cuento del mono y el tío del sombrero amarillo.
Rachel: ¡Ah! Sí. Sí, claro, me acuerdo de él.
Joey: Repartía periódicos.
Rachel: Sí, es verdad.
Joey: Sí, sí.
Rachel: ¡Ah! Ves, a esto es a lo que me refiero.
Joey: Sí, ya lo sé. Nos llevamos superbién…
Rachel: Sí.
Joey: …pero Rachel, lo siento. Esto no puede pasar.
Rachel: ¿No podría pasar solo un poquito?
Joey: (Pone cara de ceder) Pues… ¡No, no! ¡No puede pasar!
Rachel: ¿Por qué, por qué no?
Joey: Porque verás, nadie desea que esto pase más que yo, ¿vale? He visualizado este momento en mi cabeza cientos de veces y ni una sola he dicho que no. Pero, no podría hacerle esto a Ross.
Rachel: ¡Pero antes eso no te cortaba!
Joey: Lo sé, lo sé, pero lo he pensado mucho desde entonces y sé que no estaría bien. Lo siento.
Rachel: Yo también lo siento. (Avergonzada) ¡Oh! ¡Dios mío! ¡No tendría que haberte dicho nada!
Joey: No, no, no, no,… Oye, no pasa nada. Como has dicho: “no es para tanto”.
Rachel: No es para tanto.
Joey: No es para tanto.
Rachel: No es para tanto en absoluto.
Joey: Sí... nos vemos luego.
Rachel: Sí, genial.
Joey: Eso es. (Se dan la mano) Exacto.
(Joey sale de la habitación. Empieza a dudar si vuelve a entrar o no y se apoya en la puerta. Rachel abre y él se cae de espaldas.)
Rachel: ¡Oh!
(Joey se levanta se va y sin decir nada.)

[Barbados. Sala de juegos del hotel.]
(Monica y Mike siguen jugando al ping-pong. Monica deja pasar la pelota.)
Monica: ¡Oh! (Sarcástico) Lo siento, creo…creo que no ha tocado la mesa.
Mike: ¡Ah! (como estúpido) ¿Eso crees?
Monica: Pues sí.
Mike: ¿Eso crees?
Monica: Pues sí.
Mike: ¿Eso crees?
Monica: Pues sí.
Chandler: (a Phoebe) ¿De verdad que esto te parece atractivo?
Phoebe: ¡Desde luego! ¿Me estás diciendo que en este momento Monica no te excita ni un poquito?
(Miran a Monica y está secándose el sudor y oliéndose las axilas. Chandler y Phoebe ponen cara de repulsión.)
Chandler: Creo que es la primera vez en nuestro matrimonio que me siento el más atractivo.
Phoebe: (animando y dando palmas) ¡Vamos, Mike! ¡Puedes con ella! Bájale el chucho que lleva en la cabeza.
(Monica y Mike siguen jugando y Mike vuelve a marcar.)
Monica: (enfadad) ¡Mierda!
Phoebe: (emocionada y señalándolo a Mike) ¡Y yo voy a dormir con él!
Mike: Punto de partido.
Monica: No te pongas chulo. Recuerda que yo he ganado el primero. Ah, por cierto, ¿qué se siente perdiendo contra una chica?
Mike: Deberías mirarte al espejo antes de llamarte eso.
(Siguen jugando. Mike vuelve a marcar.)
Monica: (enfadada) ¡No, no, no!
Mike: (presumiendo) Y así es como se hace.
(Phoebe se acerca a Mike y le da un beso.)
Chandler: (sarcástico) Muy divertido. Los dos habéis ganado y yo he perdido lo que me ha parecido un año de mi vida. Así que tenemos dos ganadores.
Monica: (desafiando a Mike) ¿Al mejor de tres?
Mike: Es lo que pensaba.
Chandler: ¿Debería aprovechar mi invisibilidad para luchar contra el crimen o para hacer el mal?
Monica: (a Mike) Saca de una vez “pringao”.
Mike: (imitando despectivamente a Monica): Saca de una vez “pringao”.
Phoebe: (animando a Mike y dando palmas) ¡Vale, mejores réplicas, Mike, mejores réplicas!
(Siguen jugando).

[Barbados. Bar del hotel.]
(Ross y el profesor Oberblau están tomando una copa.
Profesor Oberblau: Sólo digo que tengo una cabaña en los Adirondacks; si alguna vez quiere escapar de la ciudad sería… (suspiro) una delicia.
Ross: Bueno, yo… en este momento tengo muchas cosas entre manos. No es que no me encantara un fin de semana en el campo con un desconocido…
Profesor Oberblau: (sonríe exageradamente y después se ríe)
(Aparece la esposa del profesor Oberblau)
Nancy Oberblau: Jarvis
Profesor Oberblau: (con cara de decepción) ¡Oh! Has vuelto. (A Ross) Esta es mi esposa Nancy.
Ross: (alucinado) ¿Qué? ¡Anda ya!
(Aparece Charlie)
Charlie: Ross, ¿podemos hablar un momento?
Ross: (desesperado) Sí, por favor.
(Se apartan y se sientan en unos sillones)
Ross: Dime, ¿qué te pasa?
Charlie: Ehm… Verás… He cortado con Joey.
Ross: Vaya, ¿q-qué ha pasado?
Charlie: Joey es un gran tipo pero somos… tan diferentes. Durante tu discurso no paró de reírse por lo del homo erectus.
Ross: ¡Sabía que era él!
Charlie: Sí, bueno, total, que creo… creo que es lo mejor.
Ross: Oye, ¿estás bien?
Charlie: Supongo… Había… eh… había otro motivo por el que creía que tenía que cortar con Joey. Empecé a darme cuenta de que sentía algo por otro tío.
(Interrumpen tres paleontólogos)
Profesor Klarik: Muy bien, Geller, es el último día del congreso y ya sabe lo que se le hace al ponente inaugural.
Ross: Profesor Klarik, estamos teniendo una conversación.
Charlie: Sí, ¿no pueden tirarle a la piscina luego?
Profesor Klarik: O podríamos tirarles a los dos ahora.
(Charlie y Ross se levantan corriendo)
Ross: Un momento, señores. Por favor, ¿no somos un poco mayores para esto? En fin, somos científicos, ¿vale? Somos académicos y lo que es más importante… ¡primero tendrán que cogernos! (A Charlie, mientras la empuja) ¡¡Corre, corre, corre!!
(Ross salta un sillón y los paleontólogos les persiguen, también corriendo.)

[Barbados. Sala de juegos del hotel.]
(Monica y Mike siguen jugando. Chandler y Phoebe tienen cara de aburrimiento y desesperación. Monica puntúa y se ríe.)
Mike: Vale, otro empate 41 a 41.
Chandler: (se lleva las manos a la cara como gesto de desesperación) Escuchad, tíos… ¡ya es suficiente!
Monica: No, sólo me quedan dos puntos para ganarle.
Chandler: (enfadado y desesperado) Monica, has dicho lo mismo hace una hora. Pero, por favor, mírate: tienes ampollas en las manos, apenas puedes aguantarte de pie, ¡tu pelo está indescriptible! Venga, ya has demostrado que eres tan buena como él. Se nos ha pasado la reserva para cenar. Así que subamos a la habitación, pidamos algo, nos duchamos y te afeitas la cabeza.
Monica: No puedo irme así, he invertido cuatro horas.
Chandler: Pero…
Monica: Oye, ya sabías esto cuando nos casamos. Me aceptaste en la salud y en la enfermedad. Pues esta es mi enfermedad.
Chandler: ¿Y lo de la limpieza compulsiva?
Monica: (defendiéndose) ¡Eso es sentido común!
(Monica y Mike siguen jugando. Monica se hace daño en la mano.)
Monica: ¡¡Au!! (Intenta aguantar el dolor)
Chandler: ¿Estás bien?
Monica: Tranquilo, cariño, estoy bien. Tengo que moverla. (Agita la mano y le duele mucho) ¡Oh! No puedo. ¡¡No puedo, no puedo!! ¡Oh! Díos mío, no puedo jugar.
Mike: ¿Te retiras?
Phoebe: ¿Gana Mike?
Monica: (decepcionada) No me lo puedo creer. He perdido.
Chandler: No, no has perdido.
Monica: ¿Qué?
Chandler: Porque voy a jugar por ti.
Phoebe: ¡No puedes hacer eso!
Mike: ¡Bah! No importa. (Sobrado) Me da igual a quién gano.
Phoebe: (A Mike) Vale, ¡nos llevaremos la pala a casa, campeón!
Monica: (A Chandler): Cariño, no tienes que hacerlo.
Chandler: Claro que sí. Puede que no entienda el porqué tienes tantas ganas de ganar pero si tanto te importa también me importa a mí, porque te quiero.
Monica: Pero… ¡juegas fatal!
Chandler: (sarcástico) De nada, cariño. (A Mike) Venga, Mike, acabemos con esto. ¡Muerte súbita! El que se anote este punto gana.
Mike: Vale.
(Chandler y Mike se ponen a jugar)
Monica: Pero, qué fuerte. (A Chandler) Eres bueno.
Phoebe: ¡Es como ver porno!
(Chandler marca)
Chandler: (presumiendo) ¡Y así es como se hace!
Monica: (se levanta y se dirige a Chandler) ¡Oh! ¡Qué fuerte, qué fuerte! Ha sido increíble. ¿Pero cuándo has…? Espera… casi nos olvidamos. (A Mike) ¡Pringao! (A Chandler) ¿Cuándo dejaste de jugar fatal?
Chandler: Nunca he jugado mal, pero no quería que supieras lo bueno que soy.
Monica: ¿Por qué?
Chandler: No lo sé.
Monica: Es genial. (Emocionada) Podemos inscribirnos en torneos de dobles.
Chandler: Ahí lo tienes.

[Barbados. Bar del hotel.]
(Ross coge dos copas de la barra del bar y se dirige hacia Charlie agachado para esconderse de los otros paleontólogos. Están detrás de una planta. Ross le da una copa a Charlie.)
Charlie: Gracias. ¿Aun siguen buscándonos?
Ross: Sí, el camarero me ha dicho que se han dividido en dos grupos: los herbívoros y los carnívoros.
(En ese momento pasan los paleontólogos y Ross se arrima a Charlie para esconderse y disimular.)
Ross: No creo que nos hayan visto.
Charlie: (susurrando) No, no lo creo.
(Se quedan mirando fijamente)
Charlie: Ah… oye… Oh… Antes he empezado a decirte algo… Oh… Hay… hay otro motivo por el que creía que tenía que cortar con Joey. Verás, me he dado cuenta de que siento algo especial por otra persona.
Ross: Oh… ¿puedo preguntar por quién?
Charlie: Creo que ya lo sabes.
Ross: Yo también lo creo pero me he equivocado muchas veces con esto en el pasado, así que…
(Se besan)
Ross: Lo siento, pero no podemos.
Charlie: ¡Oh! Lo entiendo, lo entiendo.
Ross: Es que salías con mi mejor amigo, ¿sabes? Y… creo que sería una idea muy mala… o-o no.
(Se vuelven a besar. Joey entra en el bar y ve toda la situación, aunque ellos no le ven a él. Joey primero medio sonríe y luego pone cara de haberse dado cuenta de algo. Se va sonriendo a la habitación de Rachel y llama a la puerta. Abre Rachel.)
Rachel: ¿Qué?
(Joey se acerca y la besa.)
Rachel: ¡Oh!
(Se vuelven a besar y cierran la puerta)

[CRÉDITOS DEL FINAL]

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

Malcolm
(David Arquette)

Vídeo al azar