Guiones

 

El de la operación de pecho

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito por: Mark Kunerth
Transcrito por: Ana Gismera


--------------------------------------------------------------------------------

[Escena: Apartamento de Monica y Chandler. Ambos están sentados en la mesa de la cocina haciendo papeleo bancario]

CHANDLER: (Cogiendo uno de los papeles) ¿Has visto el extracto de cuenta? ¿No habrá algún error?

MONICA: Es cierto… Dios… (coge el papel que Chandler sostiene) No había visto bajar tanto mis ahorros desde que era pequeña y salieron los donuts rellenos de chocolate. ¿Qué ha pasado con nuestro dinero?

CHANDLER: No estoy muy seguro de lo que habrá pasado, pero me inclino a culpar a Enron.

MONICA: Bueno, supongo que como estás de prácticas, gastamos más de lo que ganamos.

CHANDLER: Si, debería dejarlas y buscar un empleo remunerado…

MONICA: Pero si por fin estás haciendo algo que te encanta. No puedo pedirte que lo dejes. Aunque podrías dedicarte a algo más lucrativo, como buscar oro.

CHANDLER: Venga, venga, le estamos dando demasiada importancia, ¿no crees? ¿Qué pasa si retrasamos los pagos este mes? A lo mejor el mes que viene habrá que reducir gastos y a lo mejor empezaremos a comer de la nevera de Joey para variar. Eres cocinera, ¿qué sabes hacer con bicarbonato y cerveza?

MONICA: Tranquilo, en el peor de los casos le pediremos un préstamos a mis padres.

CHANDLER: No, no pediremos dinero prestado.

MONICA: ¿Por qué no?

CHANDLER: Porque no hacemos eso, somos Bing. Y si algo me enseño mi padre, fue… bueno, a llamar siempre antes de entrar en los vestuarios. Pero lo otro fue a no pedir dinero.

MONICA: ¡Vaya, no tenía ni idea de que fueras tan orgulloso!

CHANDLER: Eso es, lo soy, soy tu hombre y conseguiré que salgamos de esta situación, ¡aunque tengas que trabajar el doble de horas!

CRÉDITOS DEL PRINCIPIO

[Escena: Apartamento de Phoebe. Mike y ella acaban de ver una peli]

MIKE: Me largo (le da un beso en la mejilla)

PHOEBE: ¿Por qué?

MIKE: (Levantándose del sofá) Hace un par de días que no paso por casa y necesito ropa.

PHOEBE: Tranqui, no hace falta que vayas, algo tendré que te quepa.

MIKE: Me puse tu blusa en plan de coña.

PHOEBE: Quiero que te quedes.

MIKE: Yo también quiero quedarme, pero ya he sacado el máximo rendimiento a mis gallumbos.

PHOEBE: ¿Por qué no te los pones al revés?

MIKE: Ya lo he hice. Vuelvo en un par de horas.

PHOEBE: Te echaré de menos.

MIKE: Y yo a ti. (Se va de casa y al instante vuelve a entrar) ¿Sabes qué? Acabo de darme cuenta. No quiero irme a casa.

PHOEBE: ¡Genial, vale! ¡Voy a por mi blusa! (Se levanta del sofá)

MIKE: (Cerrando la puerta) No, lo que quiero decir es que no me apetece volver a mi piso.

PHOEBE: Mmm…

MIKE: En parte porque vivo encima de un fumadero de Crack, pero… sobre todo porque cuando estoy allí… te echo mucho de menos. O sea que… ¿quieres que vivamos juntos?

PHOEBE: Vaya, Mike Hannigan… Tú sabes que hacer que una chica diga: ¡coño, si!

MIKE: Entonces, ¿lo hacemos?

PHOEBE: ¡Si, hagámoslo! ¡Vivamos juntos! (La besa) ¿De verdad viviremos juntos?

MIKE: Si.

PHOEBE: Siempre quise vivir con un tío. ¡Recoge tus calcetines! ¡Baja la tapa del váter! ¡No, no volveremos a hacer el amor! (Sonríe) ¡Será divertido!

[Escena: Apartamento de Joey. Monica entra por la puerta]

MONICA: Hola Joey.

JOEY: (Sentado en el sillón) Hola.

MONICA: Escucha, necesito saber que lo que voy a pedirte jamás llegará a oídos de Chandler.

JOEY: (Poniendo su mano sobre la de ella) Mentiría si dijera que no me lo he planteado, pero Chandler es mi mejor amigo y estaría mal. Genial (le guiña un ojo) pero mal (con cara muy seria)

MONICA: Vale, para empezar sería brutal (le da dos palmadas en la mano) pero no he venido a hablarte de eso.

JOEY: Ah.

MONICA: Necesito que me prestes dinero.

JOEY: (Levantándose del sillón) Oh, no sé Monica, entiéndelo, siempre es un error dejar dinero a los amigos.

MONICA: Pero Chandler te dejó dinero.

JOEY: Creo que el te diría que fue un error.

MONICA: Venga, sólo lo necesito para el alquiler y otras facturillas.

JOEY: Ah, ya. ¿Pero cuánto?

MONICA: ¿2000 dólares?

JOEY: ¿2000 dólares? ¿Pero quién te crees que soy? ¿Una estrella de culebrones?

MONICA: Si.

JOEY: ¡Exacto, lo soy! (Se ríe y saca del cajón de la cocina un talonario)

(Rachel entra por la puerta con una bolsa de la compra)

RACHEL: Hola tíos.

JOEY: Hola.

MONICA: ¿Qué hay?

JOEY: ¿Qué llevas en la bolsa?

RACHEL: (Dejando la bolsa sobre la cocina y sacando el contenido) Ya sabes que Emma ha empezado a gatear y me he dado cuenta de que este piso es muy peligroso para un bebé. Así que he ido a comprar cosas para ponerlo a prueba de niños.

JOEY: (Mirando uno de los objetos) Bah, a prueba de niños… ¿Por qué es tan importante eso ahora? Cuando yo era pequeño todo era: ¡Ahí va, Joey se ha caído por las escaleras! ¡Ahí va, Joey ha vuelto a electrocutarse!

MONICA: Total. ¿Vas a buscar a alguien para que te lo coloque todo?

RACHEL: No, pensaba hacerlo yo solita.

JOEY: (Se ríe) ¿Vas a hacerlo tú?

RACHEL: Si, ¿por qué? ¿No crees que pueda hacerlo una mujer?

JOEY: Bueno, las mujeres si, tú no.

RACHEL: Monica, ¿te importaría decirle a Joey que es un cerdo?

MONICA: (A Joey) Eres un cerdo. (A Rachel) Y tú no sabrás hacerlo.

RACHEL: ¿Qué? ¿Qué? Por favor, he encontrado la ferretería yo solita.

JOEY: ¡Pero si está al final de la calle!

RACHEL: ¿Hay una ferretería al final de la calle?

[Escena: Central Perk. Ross, Monica y Chandler están allí. Entran Phoebe y Mike]

PHOEBE: ¡Escuchad tíos! Tenemos una noticia genial.

MIKE: Phoebe y yo vamos a vivir juntos.

MONICA: ¡Enhorabuena!

ROSS: ¡Qué bien!

PHOEBE: Lo sé, ¡es muy emocionante! Yo nunca he vivido con un tío, ¿sabéis?

MONICA: Es como vivir con una chica sólo que no te roban el maquillaje. (Mirando a Chandler) A no ser que jueguen a la Señorita Pepis…

CHANDLER: Si, y no es muy guapa.

MIKE: (A Phoebe) Voy al servicio.

PHOEBE: Vale, ¡pero baja la tapa del váter!

MIKE: Si, cari.

MONICA: (Sonriendo) Oye, ¿ese numerito es nuevo?

PHOEBE: Exacto, os imitamos.

MONICA: Nosotros no hacemos eso. (A Chandler) ¡Dile que no hacemos eso!

CHANDLER: Si, cari.

ROSS: No puedo creer que vayáis a vivir juntos. Es fantástico, me alegro por vosotros.

MONICA: Oigo campanas de boda…

PHOEBE: Tranqui, Monica, no corras tanto. Me hace mucha ilusión vivir con él, pero bueno… ¿Que si me imagino casada con Mike algún día?… Bueno, si… Puedo imaginarme caminando hacia el altar con un traje de boda que realce mis pechos de una manera obvia aunque elegante. Pero ¿quiero esa casa en Connecticut, la que está cerca de los colegios de pago donde podríamos enviar a Sophie y Mike hijo? ¡Mataría por algo así!

ROSS: No tenía ni idea de que fueras tan convencional.

PHOEBE: ¡Ni yo, pero ya me oyes! ¡Qué fuerte! Id cargando el Volvo, quiero ser una mamá taxi.

(Mike regresa del servicio)

MIKE: (A Phoebe) ¿Nos vamos ya?

PHOEBE: ¡Claro, co-inquilino!

MONICA: ¿No quieres decir co-prometido?

MIKE: ¿A qué viene eso?

PHOEBE: ¡Por favor, qué tíos! Todavía no vivimos juntos y ya nos están eligiendo la vajilla china.

(Mike intenta decir algo pero se pone tan nervioso que no acierta a articular palabra)

PHOEBE: Vamos. (Se da la vuelta. A Monica) ¡La vajilla ya es mía!

[Escena: Apartamento de Joey y Rachel. Ésta está colocando un artículo de seguridad para bebés en en cajón de la cocina]

RACHEL: Esto es fácil… ¿Qué no puedo hacerlo? (Se separa del cajón y la manga de su chaqueta se queda enganchada con el artículo) Vaya, pues es verdad que no puedo hacerlo. (Intenta desenganchar la manga del cajón)

[Escena: Central Perk. Joey y Chandler se encuentran allí]

CHANDLER: Hola Joey.

JOEY: ¿Qué pasa?

CHANDLER: Escucha, tengo que pedirte un favor y no podemos decírselo a Monica.

JOEY: Creía que no teníais secretos.

CHANDLER: Y esa seguirá siendo la versión oficial del partido. (Joey asiente) Monica y yo estamos teniendo problemas económicos.

JOEY: Si, lo sé.

CHANDLER: ¿Cómo que ya lo sabes?

JOEY: Ehh... Me lo he imaginado, ya sabes, tú no trabajas y la economía está fatal.

CHANDLER: Ah, claro.

JOEY: (Para si mismo) Es lo más rápido que he pensado nunca…

CHANDLER: Total, que… Necesito que me prestes dinero.

JOEY: Ohh… Si, claro. ¿Cúanto? ¿2000 dólares?

CHANDLER: Si, 2000 dólares exactamente. ¿Cómo lo sabes?

JOEY: Ahh… Bueno, yo sé cuanto ganabas y… cuanto pagáis de alquiler…

CHANDLER: Ah, vale.

JOEY: (Para si mismo) ¡Estoy imparable!

CHANDLER: Oye, me haces un gran favor. (Mirando el talonario en el que Joey está escribiendo) ¿Le… le hiciste un talón a Monica de 2000 dólares? ¿Monica te ha pedido un préstamo?

JOEY: Ahh… Más o menos.

CHANDLER: ¡Es increíble la tía! ¿Te dijo que tenemos problemas de dinero?

JOEY: Oh, no no no no no no no. No dijo nada de problemas de dinero, sólo que era algo para ella, ya sabes.

CHANDLER: ¿Qué?

JOEY: Algo personal, si.

CHANDLER: ¿Qué iba a comprar con 2000 dólares que no pueda contarme?

(En ese momento una chica se inclina hacia ellos para coger una taza de la mesa y Joey la mira)

CHICA: Perdón.

JOEY: Aumento de pecho.

CHANDLER: ¡No quiero que se opere las tetas! ¡Qué locura!

JOEY: Bueno, ¡tampoco tanto! ¿Vale? Reducírselas, ¡eso sería una locura!

[Escena: Apartamento de Phoebe. Mike y ella están con las cosas de la mudanza]

MIKE: Oye, quería preguntarte sobre la bromita de Monica del co-prometido.

PHOEBE: ¡Ah! Creo que la gente se reía porque era una especie de juego de palabras.

MIKE: Entiendo la broma, por muy sofisticada que fuera. No, yo me refería a que… Tendríamos que haber hablado de esto antes… Eh, vamos a vivir juntos, pero no esperas que te pida matrimonio, ¿verdad?

PHOEBE: ¡Ah, no no! ¡En absoluto!

MIKE: Vale.

PHOEBE: De momento sólo vamos a vivir juntos. Ya veremos a dónde nos lleva.

MIKE: Si, ahí está el problema. Para mi esto es lo más lejos que puede llegar.

PHOEBE: ¿A qué te refieres?

MIKE: Oye, Phoebe, te… Te quiero muchísimo, pero no pienso volver a casarme.

PHOEBE: Ah. Vaya.

MIKE: Es que mi primer matrimonio fue… Ya sabes, tal desastre que perdí la fe en todo el asunto.

PHOEBE: ¿Tan terrible fue?

MIKE: Hubo un momento hacia el final en el que defecó adrede en…

PHOEBE: Eso es terrible, si… Pero ¿no crees que podría ser diferente con otra persona? Tal vez… Con una rubia que siempre usa el váter… Excepto una vez en la playa.

MIKE: Verás, no, no se trata de con quién me case. La primera vez estaba convencido de que sería para siempre y me equivoqué del todo…

PHOEBE: Pero es que…

MIKE: Entiéndelo, no tiene que ver contigo, pero no quiero volver a casarme.

PHOEBE: (Decepcionada) Ah.

MIKE: Lo siento. ¿Podrás aceptar eso? Porque si no, puede que no sea una buena idea que vivamos juntos.

PHOEBE: ¡No, yo no quiero casarme para nada! No, sólo quería asegurarme de que tú tampoco. ¡Uf! (Hace un gesto de alivio y se ríe) ¡Menos mal! Porque ya ves, si vivimos juntos y empiezas a cambiar de opinión se va a armar la gorda, amigo. Si.

MIKE: Créeme, yo jamás…

PHOEBE: ¡Si, ya lo he captado!

[Escena: Apartamento de Joey y Rachel. Ésta se encuentran allí con un técnico y Monica entra por la puerta]

MONICA: Hola. O sea que has decidido llamar a alguien.

RACHEL: Si, no sé a quién engañaba, apenas se usar los palillos chinos…

TÉCNICO: (Cogiendo su bolsa de trabajo) Ya he terminado.

RACHEL: Muchísimas gracias. ¡Oiga, espere! (Cogiendo una herramienta del técnico) Se deja su… juguete.

TÉCNICO: (Cogiendo la herramienta) Gracias. (Se va)

(Chandler aparece por la puerta)

CHANDLER: Hola Rachel.

RACHEL: ¡Hola!

CHANDLER: Ahí está, mi esposa de proporciones perfectas.

(Monica pone cara extraña)

RACHEL: (A Monica) A mi no me mires, nunca pillos sus chistes.

MONICA: (A Chandler) ¿Gracias?

CHANDLER: No, no me des las gracias. Gracias a ti. ¿Sabes que no hay ni una sola cosa que cambiaría de ti? ¡Ni una sola cosa! Y a decir verdad, dos cosas en concreto.

MONICA: Oye, estás muy raro. ¿Buscas sexo o es que has hecho algo malo?

CHANDLER: ¡No, no, no! Simplemente me encanta tu aspecto. Tu figura me pone a mil.

MONICA: Oye, ¿recuerdas los piropos clásicos, como “estás muy guapa”? Aún quedan bien.

CHANDLER: Si, ya, pero estás muy guapa podría significar que tienes una cara muy guapa y yo quiero alabar todo tu cuerpo. O sea, que no lo cambiaría, en absoluto, y concretamente no querría que nada aumentara de volumen.

MONICA: De acuerdo.

CHANDLER: Tú no querrías que aumentara ninguna parte de mí, ¿a qué no? (Monica pone cara de circunstancias) No contestes. (Se da la vuelta, hace un gesto de despedida a Rachel y se va)

RACHEL: Justo cuando creía que no podría ser más raro.

MONICA: Es cierto. ¿Por qué crees que le preocupa que aumente de volumen?

RACHEL: ¡Yo qué sé! ¿A qué vendrá todo eso?

MONICA: Madre mía. ¡Madre mía! Estamos intentando tener un bebé, así que seguramente esté flipando porque me cambiará el cuerpo.

RACHEL: ¡No! ¿De verdad crees que es eso?

MONICA: ¡Ya lo has oído! Nada de aumentos, estás perfecta, no aumentes de volumen. ¡Por Dios, si parecía mi entrenadora de Judo del instituto! ¿Sabes? Tendré que hablar con él.

RACHEL: Si, y si no lo haces tú, lo haré yo. ¡Claro que te cambiará el cuerpo! Te crecerán los pechos, te crecerá el culo, perderás el control de la vejiga… (Se emociona) ¡Dios, es una etapa maravillosa!

[Escena: Apartamento de Ross. Phoebe pica a la puerta y Ross abre]

PHOEBE: Hola.

ROSS: ¿Qué tal?

PHOEBE: Me gustaría preguntarte algo sobre el matrimonio.

ROSS: ¡Genial! ¿Vienes a verme para burlarte de mí? Lo entendería si estuviéramos todo, pero ¡mira que venir a mi casa!

PHOEBE: No. (Entrando en casa) No, de verdad que quiero saber tu opinión.

ROSS: ¿Por qué?

PHOEBE: Mike no quiere que nos casemos nunca.

ROSS: ¿Nunca?

PHOEBE: Nunca.

ROSS: Vaya. ¿Y aún piensas vivir con él?

PHOEBE: Deseo hacerlo, pero… Me gustaría que me dijeras que el matrimonio tampoco es para tanto, en fin, que no… Que no me pierdo nada especial, que el matrimonio es una mierda.

ROSS: Si, el matrimonio es una mierda… Ya ves, si quieres ver a un hombre engordar y a una mujer dejar de depilarse, que se casen.

PHOEBE: (Riéndose) Eso no es lo que sientes de verdad, ¿a qué no?

ROSS: No, lo siento. (Phoebe asiente) Sé que es lo último que quieres oír ahora, pero no puedo remediarlo, me encanta el matrimonio.

PHOEBE: ¿En serio? ¿Con tres divorcios?

ROSS: Si tienes que ponerme un apodo, prefiero “Ross el Divorciador”, mola más. Oye, ya sé que mis matrimonios no funcionaron precisamente, (se sientan en el sofá) pero me encantaba estar tan comprometido con otra persona. Carol y yo pasamos muy buenos momentos juntos antes de que se hiciera lesbiana. Una vez después, también. En fin, lo siento.

PHOEBE: No importa, es lo que sientes.

ROSS: Pero ¡venga ya! Vivir juntos será fantástico, ya verás como lo pasáis bien, y quieres a Mike.

PHOEBE: Le quiero mucho.

ROSS: Si, lo, ¿lo ves? Os hacía mucha ilusión lo de iros a vivir juntos. Tiene que ilusionaros, es un gran paso.

PHOEBE: Seguro que tienes razón. Si, gracias, me has ayudado mucho, gracias.

ROSS: “El Divorciador” al rescate.

PHOEBE: ¡No mola más!

ROSS: Si, me he oído.

[Escena: Apartamento de Joey. Éste entra por la puerta con un bote de helado en la mano y lo deja sobre la mesa de la cocina. Se quita la chaqueta, la deja sobre el futbolín e intenta abrir el cajón de la cocina, pero el mecanismo de seguridad para bebés se lo impide]

JOEY: ¡Rach!

(Coge el helado y se dispone a meterlo en el congelador, pero tampoco puede)

JOEY: ¡Rachel!

(Deja el helado sobre la mesa y va al baño, pero tampoco puede abril la taza del váter)

JOEY: ¿¡No puedo hacer nada que me guste!?

[Escena: Apartamento de Monica y Chandler. Éste entra por la puerta con ropa de la tintorería. Monica y Rachel se encuentran en la mesa de la cocina]

CHANDLER: Hola Rachel. (Mirando a Monica) Ahh… Perfecta. (Le da un beso en la mejilla) No cambiaría nada, ni un pelo.

MONICA: (Levantándose de la silla) Cariño.

CHANDLER: ¿Si? (Dejando la ropa en el sofá)

MONICA: Tenemos que hablar. Ahm… Voy a cambiar.

CHANDLER: Si, pero cariño, no… No hace falta.

MONICA: Aumentaré de volumen.

CHANDLER: Cariño, me… Me encantan tus pechos tal como están.

RACHEL: ¡Ah, qué fascista!

MONICA: Pues los pechos me aumentarán de volumen te guste o no, y la verdad es que no sólo mis pechos, el culo también se me hará más grande.

CHANDLER: ¿¡Tu culo!?

RACHEL: Y no te extrañe que también se le hinchen las manos y los pies.

CHANDLER: ¿¡Eso hace!?

MONICA: ¡Va incluido en el paquete!

CHANDLER: (Llevándose las manos a la cabeza) Pero ¿por qué? ¿Por qué ibas a hacerte esa desgracia?

MONICA: Creía que era algo que deseábamos los dos.

CHANDLER: (Volviéndose a llevar las manos a la cabeza) Oye, si tanto significa para ti, puedo aceptar lo de las tetas grandes, ¡pero el culo gigante y los pies de payaso!...

RACHEL: ¡Por el amor de Dios, Chandler! Si no puedes soportar eso, ¿cómo vas a estar en el hospital con la sangre, los gritos y la personita que saldrá disparada de su interior?

CHANDLER: (Extrañado) ¿Qué?

[Escena: Apartamento de Joey. Éste está intentando abrir el cajón de la cocina con un palo de Hockey, pero no lo consigue. En ese momento entran Rachel, Monica y Chandler por la puerta]

RACHEL: Joey, ¿por qué le dijiste a Chandler que Monica iba a aumentarse los pechos?

JOEY: Porque lo va a hacer…

MONICA: Chandler ya sabe que me prestaste el dinero.

JOEY: Mmm, para tu aumento de pecho.

CHANDLER: Joey…

RACHEL: ¡Basta!

MONICA: Se acabó.

JOEY: A ver, tengo 4000 dólares menos ¿y nadie se hace las tetas más grandes?

[Escena: Apartamento de Phoebe. Mike, Ross y Phoebe están con las cosas de la mudanza]

ROSS: ¡Eh! ¿Qué os parece esto? “Ross, la fuerza divorciadora”

PHOEBE: Mejor.

ROSS: ¿Si?

MIKE: Mola un montón. (Se va a una de las habitaciones)

ROSS: Oye, Phoebe, no sabes cuánto me alegro de que vinieras a verme el otro día. Espero haberte ayudado un poco.

PHOEBE: ¡Uy, si! Me ayudaste mucho, si. No, gracias.

ROSS: Bien, bien, si, porque cuanto más lo pienso más cuenta me doy de que… No creo que el matrimonio sea necesariamente el mejor camino para ti.

PHOEBE: ¿A qué viene eso?

ROSS: Verás, ya sé que el otro día en el café estabas muy ilusionada con todo eso de la mamá taxi, pero, ¿de verdad eres así? Sinceramente, ¿te imaginas conduciendo un Volvo?

PHOEBE: Son un poco tanques.

ROSS: ¿Lo ves? Creo que el matrimonio te aburriría mucho porque es tan… normal.

PHOEBE: (Triste) Entiendo.

(Llegan Chandler, Monica, Rachel y Joey con un sofá)

ROSS: Eh tíos, ¿os ayudo?

CHANDLER: Bueno, hemos subido cuatro pisos, atravesado un rellano muy estrecho y esquivado a un Pit Bull cabreado, pero en este último metro es donde se complica la cosa.

ROSS: A veces tus palabras duelen.

JOEY: ¡Eh! Ahh… ¿dónde lo queréis?

RACHEL: Si, en serio, esto pesa un montón. (Soltando el sofá) Bueno, a mi no porque sólo finjo que lo llevo, si no a estos tres.

PHOEBE: (A Mike) Te lo preguntaré por última vez. En cuanto al matrimonio, ¿no… hay ninguna posibilidad en absoluto?

MIKE: Eh, no. Pero tú tampoco quieres casarte, ¿verdad?

PHOEBE: Claro. Sólo que si que quiero casarme.

JOEY: No podríais tener esta conversación abajo, ¿eh?

MIKE: ¿Qué? ¿Quieres casarte?

PHOEBE: Algún día.

CHANDLER: Y… hernia.

PHOEBE: Mi vida no ha sido precisamente normal, y nunca había tenido la sensación de estar perdiéndome algo, pero… es que ahora tengo la sensación de que me toca vivir algunas cosas normales.

MIKE: Pero, si querías casarte, ¿por qué no lo dijiste antes?

PHOEBE: Porque aún no sabía cuánto lo deseaba. Te quiero y estaba deseando vivir contigo.

MIKE: Si, pues yo también quiero vivir contigo, ¡hagámoslo!

PHOEBE: Lo siento, pero no creo que pueda. Me parecía bien vivir contigo cuando no sabía que iba a pasar, pero no puedo hacerlo sabiendo que jamás pasará nada.

MIKE: Podríamos intentarlo al menos. A lo mejor cambias de opinión con el tiempo.

PHOEBE: ¿Cambiarás tú de opinión?

MIKE: No.

PHOEBE: Yo tampoco. Ahm, necesito estar con alguien que quiera lo mismo que yo.

MIKE: No quiero que esto se acabe.

PHOEBE: Yo tampoco quiero que se acabe.

MIKE: No puedo creer que se acabe. Mandaré a alguien a por mis cosas.

PHOEBE: Si, vale.

MIKE: Bueno, en fin.

(Se abrazan. Mike coge su chaqueta)

MIKE: Adiós. (Se va)

TODOS: Cuídate. Adiós Mike. ¡Ya nos veremos!

RACHEL: Lo siento mucho Phoebs.

MONICA: Todos lo sentimos. (La abrazan)

CHANDLER: Míralo por el lado positivo, no tendrás que convivir con esa silla tan fea. (Phoebe se queda en silencio) Ya estaba aquí, ¿no? (Asiente) Te quiero. (Todos se abrazan)

CRÉDITOS DEL FINAL

[Escena: Apartamento de Joey y Rachel. Joey está intentando abrir la nevera. De tanto tirar, consigue desenganchar una palanca]

JOEY: ¡Lo conseguí! ¡Lo conseguí! Ahh, si señor. (Coge una caja y cuando va a cerrar la nevera, se queda pensativo y comienza a coger un montón de cosas) Mejor me llevo todo lo que pueda. ¡Quién sabe cuándo conseguiré abrirla otra vez! (Cierra la nevera)


FIN

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

Empleado
(Christopher Caroll)

Vídeo al azar