Guiones

 

El del vídeo de graduación 

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito originalmente por Alexa Junge.
Transcrito por Jorge López


--------------------------------------------------------------------------------

NOTA: Para este episodio, he usado fuente cursiva para marcar los fragmentos del vídeo de graduación.

[Escena: Apartamento de Chandler y Joey. Chandler está jugando al futbolín solo, entra Joey]

JOEY: Hola.

CHANDLER: Espera un momento. [mete un gol]

JOEY: Genial, genial. Oye, tengo algo para ti. [le da a Chandler un sobre.]

CHANDLER: ¿El qué?

JOEY: Ochocientos doce pavos.

CHANDLER: No sé que te habrá dicho León el Grande, pero son 1000 si me quieres toda la noche. ¿Para qué es esto?

JOEY: Bueno ahora gano dinero, y quiero pagarte las fotos del book, las facturas de la luz y un montón de raciones de pizza. Te quiero, tío.

CHANDLER: Vaya, gracias tío. Ahora podré comprarme el pony.

JOEY: Oye, y esto es un regalito por-por estar siempre ahí para apoyarme. [le da a Chandler una cajita]

CHANDLER: Oye, no sé qué decir. [abre la cajita y saca una llamativa pulsera de oro] Oye, no sé qué decir.

JOEY: Eh, ¿qué me dices?

CHANDLER: No lo sé. Es una pulsera.

JOEY: ¿Te gusta? Tiene una inscripción, mira.

CHANDLER: [lee] Para mi mejor colega. [la vuelve a guardar en su estuche] Gracias, mejor colega.

JOEY: Póntela.

CHANDLER: ¿Qué? ¿Ahora? [la guarda en el cajón de su escritorio] No, no, esto es algo que debe guardarse para una ocasión especial. [coloca una silla delante del cajón]

JOEY: No, no. Esa es la ventaja que tiene, combina bien con todo [saca la pulsera del cajón] Cuando la lleves puesta, estarás inspirado. [le pone la pulsera a Chandler] Ohhh tío, no veas como te queda la pulsera.

CHANDLER: Sí, no veas.

JOEY: ¿Tienes idea de cómo va a influir en tu vida sexual?

CHANDLER: Al principio seguramente la retarde, pero cuando me acostumbre al peso, volveré a ser el de siempre.

CRÉDITOS DE APERTURA 


[Escena: Una cocina. Monica está siendo entrevistada para un trabajo]

ENTREVISTADOR: Todo me parece muy bien.

MONICA: Genial.

ENTREVISTADOR: ¿Y si quisiera llamar a su último jefe para pedir referencias?

MONICA: Lo pone al final, el encargado era Chandler Bing.

ENTREVISTADOR: Oh, está bien. Vamos a ver si es tan buena en persona como sobre el papel. Prepáreme una ensalada.

MONICA: ¿Una ensalada? Podría preparar algo un poco más complicado si quiere.

ENTREVISTADOR: No, una ensalada está bien.

MONICA: De acuerdo.

ENTREVISTADOR: Pero quiero que me explique lo que va haciendo a medida que lo haga.

MONICA: De acuerdo, ahora estoy partiendo la lechuga.

ENTREVISTADOR: Ahá, ¿está sucia?

MONICA: No, no, no se preocupe. Voy a lavarla.

ENTREVISTADOR: No lo haga, me gusta sucia.

MONICA: Bien, como quiera.

ENTREVISTADOR: Dígame, ¿qué hará a continuación?

MONICA: Bueno, había pensado cortar los tomates.

ENTREVISTADOR: ¿Están turgentes?

MONICA: Están bien.

ENTREVISTADOR: ¿Seguro que no están blandos? ¿Seguro que no están muy, muy blandos?

MONICA: No, de veras. Están bien.

ENTREVISTADOR: ¿Piensa trocearlos muy pequeños?

MONICA: De hecho, iba a cortarlos a tiras.

ENTREVISTADOR: Aaaahhhhhhh.

MONICA: Me largo de aquí. [Monica se va]

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Chandler y Phoebe están sentados en el sofá. Ross está sentado en la mesa y responde el teléfono.]

ROSS: Diga. Eh, Rachel no está, ¿quieres dejar algún recado? De acuerdo. ¿Cómo se escribe Casey, como el bateador o como el de la Sunshine Band? Vale, adiós. Oye, ¿quién es ese tal Casey?

PHOEBE: Ah, un tío que conoció en el cine.

ROSS: ¿Ah sí? ¿Y qué quiere de ella?

CHANDLER: Yo diría que quiere bailar un poco. . . hacer el amor un rato. . . y enrollarse con ella esta noche.

ROSS: [pone el mensaje dentro del armario] Te lo juro, no lo entiendo. En fin, hace sólo dos meses Rachel y yo estuvimos a esto de conseguirlo, ¿y ahora recojo los recados de tíos que ella conoce en el cine? En fin, debería ser ese tal Casey quien recogiera mis recados, o-o-o-o Rachel y yo deberíamos estar juntos y contratar algún servicio de recogida de mensajes.

PHOEBE: No te rindas, ya llegará.

ROSS: Bueno, vale. ¿Pero cómo lo sabes?

PHOEBE: Porque ella es tu media langosta.

CHANDLER: Algún sentido tendrá.

PHOEBE: Vamos, chicos, está probado que las langostas se enamoran y se juntan para toda la vida. Y dicen que se pueden ver venerables parejas paseando en los viveros, ya sabes, cogidas de las pinzas así. . .

[Monica sale del baño después de haberse duchado]

CHANDLER: ¿Qué? ¿Ya te encuentras mejor?

MONICA: Creo que la quinta ducha me ha purificado de esa entrevista.

PHOEBE: ¿Qué? ¿Tienes alguna otra posibilidad?

MONICA: Sí, claro, la de que no pueda pagar el alquiler a fin de mes.

ROSS: Monica, si quieres puedo prestarte dinero.

MONICA: No no no, porque si no pudiera devolvértelo enseguida me sentiría culpable cada vez que te viera.

ROSS: Ah, ya. E-Entonces, ¿por qué no se lo pides a papá y a mamá? Ya te sientes culpable y tensa con ellos. Así que podrías sacarles algo de dinero

CHANDLER: Creo que tienes razón. [hace un movimiento con el brazo y se le cae la pulsera]

PHOEBE: Oye, ¿qué es esa cosa tan brillante?

CHANDLER: Esa cosa es una. . . sí, es un poco ostentosa.

ROSS: No no, no no, no es ostentosa, si eres uno de los nuestros.

MONICA: Tío, es muy elegante. Te habrá costado unos cuantos doblones.

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Monica abre la puerta y deja entrar a sus padres. Llevan unas cajas.]

MONICA: Hola.

MR. GELLER: Hola.

MRS. GELLER: Hola, cariño.

MONICA: ¿Qué es todo eso?

MR. GELLER: Tus cosas viejas.

MRS. GELLER: Verás cariño, tenemos una sorpresa para ti. Vamos a convertir tu habitación en un gimnasio.

MONICA: Vaya, sí que es una sorpresa. Sólo tengo una pregunta, ¿por qué no la de Ross?

MR. GELLER: Verás, ya lo habíamos pensado, pero tu hermano tiene tantos premios científicos, placas y medallas que, bueno, no hemos querido tocarlos.

MONICA: Oh, Dios te libre.

[entra Rachel con la cesta de la lavandería]

MRS. GELLER: Oh, hola Rachel.

RACHEL: Hola.

MRS. GELLER: Oh, nos dio mucha pena saber que tus padres van a divorciarse, cariño.

RACHEL: Ya, bueno, sólo se han separado, y bueno, nunca se sabe, ya veremos.

MR. GELLER: La verdad es que no nos ha sorprendido mucho. Tus padres han sido infelices desde que les conocemos. Sobre todo después de aquel incidente en Hawaii.

RACHEL: ¿Qué? ¿Qué incidente?

MR. GELLER: Uhh, noo, no no no, Debo de confundirme con otra persona, quizás fuera yo. ¿No tienes que doblar la ropa? Vete a doblarla, cariño. Anda ve a doblarla, vamos. [la empuja a su habitación]

[Escena: Central Perk. Chandler y Phoebe están sentados en los sillones. Una hermosa mujer está mirando a Chandler.]

PHOEBE: ¿Quieres más café?

CHANDLER: No me apetece, gracias.

PHOEBE: Vale. Uhh. Espera. Concédeme un minuto, quiero hacerlo bien. Vale. [saca tripa, se aclara la garganta y sorbe por la nariz. Entonces, en voz masculina. . .] Tío, justo detrás de ti una tía buenísima no te quita ojo de encima. Qué bien lo he hecho, estoy lista para tener pene.

CHANDLER: [se dirige hacia la mujer] Sé lo que estás pensando, Dave Thomas, fundador de Wendy's.

GAIL: Soy Gail.

CHANDLER: Chandler. [agita la mano y se le ve la pulsera]

GAIL: Bueno, la verdad, tengo que marcharme, pero me alegro de conocerte.

CHANDLER: ¿Qué? ¿Qué? [se da cuenta de que lleva la pulsera] Esto es estupendo. Podría haberme regalado un vídeo o un juego de palos de golf, pero no, tuvo que regalarme el repelente de mujeres, la pieza más fea de las joyas de la corona.

PHOEBE: No está tan mal.

CHANDLER: Claro, para ti es fácil decirlo, tú no llevas una joya que no se pondría ni el mismo Mister T. [Joey anda detrás de Chandler]

PHOEBE: Chandler, Chandler.

CHANDLER: Siento lástima por el idiota que se ponga mis joyas, de veras, de veras, siento lástima por el idiota que. . . [se da la vuelta y ve a Joey] Eh, tío. Sólo estábamos haciendo unas imitaciones, imita a Marcel Marceau. [Joey se da la vuelta y sale sin decir nada] Pues lo hace muy bien.

[Escena: Central Perk. Rachel está hablando con un hombre en la barra. Ross y Phoebe están sentados en los sillones.]

ROSS: Oh, ¿has visto a ese tío? Dime, ¿cuánto lleva hablando con ella? Debería decirle, pasa de ella, tío, es camarera, no una geisha.

PHOEBE: Parece que se lo pasan bien.

ROSS: [Rachel, riéndose, pone una mano en el hombro del tío] Fíjate, fíjate. ¿Ves cómo le aparta con la mano y él no se mueve? Muy bien he de hacer algo [interrumpe en medio de la conversación] Perdona, ¿tú eres Rachel?

RACHEL: ¿Qué?

ROSS: Oh, soy Ross Geller. Eh, oye, en tu anuncio decías que eras guapa pero, jolín.

RACHEL: ¿Qué-Qué estás haciendo?

ROSS: Oh, vaya, no me digas, ¿me-me he equivocado de día? No me lo puedo creer. Bueno, oye, si todo va bien ya tendremos algo que contar a nuestros nietos. ¿Verdad?

MAN: Estoy seguro. Tengo que irme. Adiós. Cuidaos.

ROSS: Vale, vale. Hasta la vista. [el hombre se va] No se merecen.

RACHEL: ¿Qué?

ROSS: Te he salvado de ese.

RACHEL: Sal-sal-salvado de una conversación agradable con un hombre interesante, ¿eso dices?

ROSS: Verás desde donde yo estaba sentado. . .

RACHEL: Vale, Ross, escúchame. No soy nada tuyo para que me salves.

ROSS: Pero, lo eres.

RACHEL: ¿Qué?

ROSS: Bueno, eres mi media langosta.

RACHEL: Oye, ¿te estás comportando como el de la cita a ciegas otra vez?

ROSS: No no, tú mmh eres mi media langosta. Verás mmh las langostas, ahh, en los viveros, cuando son viejas, ahh, parece ser que salen a pasear cogidas de las pinzas. En-en los viveros, ya sabes, cuando se cogen de-de. . .Oye, Phoebe, ¿quieres ayudarme a explicarle lo de las langostas?

PHOEBE: Haz lo de las pinzas otra vez.

ROSS: Ah, Rachel, olvídate de las langostas, ¿vale?. Tenemos que hablar. ¿Qué-qué pasa con lo nuestro?

RACHEL: Ross, no existe nada nuestro. ¿Entiendes?

ROSS: No, pero, pero. . .

RACHEL: No, escúchame bien. Cuando me enamoré de ti me llevé un palo, y cuando tú te enamoraste de mí, no sé cómo, me lleve otro palo. Estoy harta de llevarme palos, ¿sabes? No-no merece la pena.

ROSS: Bueno, pero pero. . .

RACHEL: Nada de peros Ross. Lo nuestro nunca sucederá, ¿vale? Acepta eso.

ROSS: ¿Exce-exce-excepto qué?

RACHEL: No, no, ACEPTA eso.

ROSS: Ah.

[Escena: Apartamento de Chandler y Joey. Chandler está allí. Entra Joey.]

CHANDLER: Hola tío. Vaya, es mi mejor colega, ¿cómo estás? [Joey no responde] Empiezas a imitar muy bien a Marcel Marceau. Eh, oye, ¿qué tal si jugamos al baloncesto tú y yo? Eh, ¿qué me dices? [tira la pelota a Joey. Joey no se mueve para cogerla y la pelota rompe una lámpara] Vale, lo pagaré yo.

JOEY: Si tan poco te gustaba la pulsera, deberías habérmelo dicho.

CHANDLER: ¿El hecho de que me la ponga aunque no me guste no dice nada a favor de nuestra amistad y de cuánto significa para mí?

JOEY: ¿Y qué pasa con que vayas por ahí hablando mal de la pulsera y burlándote de mí?

CHANDLER: Vale, eso me convierte en un cretino. Pero esperaba que no te cebases con eso. [Joey entra en su habitación y cierra la puerta] Venga, vamos, tío, me he disculpado más de 100 veces. Te prometo que no me la quitaré nunca de. . . [nota que la pulsera ha desaparecido de su muñeca] la muñeca. Pero si, si quieres quedarte ahí dentro y seguir enfadado, entonces quédate ahí dentro. [comienza a buscarla por la habitación, levantando los cojines del sofá]

JOEY: Sabes que es lo. . . [ve a Chandler de rodillas, con los cojines en la mano]

CHANDLER: Aquí estoy, se rodillas. Alzando estos cojines como símbolo de mi tristeza y remordimiento, como en los tiempos bíblicos. Por muy enfadado que estés ahora. . . [Joey vuelve a su habitación]

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. El señor y la señora Geller están viendo el tenis por la tele. Monica está sentada en la mesa]

MR. GELLER: Esa Steffi Graf tiene un buen trasero. Sólo era un comentario, ahí lo tenéis.

ROSS: Hola a todos.

MRS. GELLER: Hola, cariño. ¿Dónde está mi nieto? ¿No lo has traido?

ROSS: Ah, no, hoy está en casa de Carol y Susan.

MR. GELLER: Una chica de mi oficina es lesbiana. Oh, sólo era un comentario.

MRS. GELLER: Eh, Jack, mira. Es ese anuncio de pinturas que te hace tanta gracia. [los Gellers se vuelven para ver la tele y Ross se dirige hacia Monica]

MONICA: ¿Dónde has estado?

ROSS: En un infierno emocional. ¿Qué? ¿Ya te han prestado el dinero?

MONICA: No, pero seguramente es porque no se lo he pedido.

ROSS: Vamos Monica, hazlo. Eh, familia, mmh, Monica tiene algo que deciros.

MONICA: Mmh, sí, bien, mmh, siento no habéroslo dicho antes pero he dejado mi empleo, tuve que hacerlo.

MRS. GELLER: ¿Por qué?

MONICA: Porque me obligaron.

MRS. GELLER: ¿Es que te despidieron? Ah, ¿qué vas a hacer?

MR. GELLER: Judy, Judy, tranquila, estamos hablando de nuestra pequeña armónica. La hemos educado bien. El diez por ciento de tus ingresos, ¿dónde están?

MONICA y ROSS: En el banco.

MR. GELLER: Eso es. tendrá que echar mano de sus ahorros, para eso están. Se las arreglará, y si necesitas algo extra, ya sabes donde encontrarlo. [saca una moneda de detrás de su oreja]

MONICA: ¿No hay nada más por ahí?

[Escena: Central Perk. Entran Chandler y Phoebe.]

CHANDLER: No me lo puedo creer.

PHOEBE: ¿Quieres dejarlo ya? La vida es bella, no te amargues, tómate un reconstituyente.

CHANDLER: Tienes razón, debería tomar algo. Olvidaré que acabo de gastarme 400 pavos en una pulsera que nunca me ha gustado. ¿Dónde está Rachel? [se sienta en la barra]

RACHEL: [se levanta de detrás de la barra, asustando a Chandler] Oye, tengo algo que te alegrará el día. Adivina que ha encontrado Gunther. [saca la pulsera de Chandler]

PHOEBE: Vaya, ahora tienes dos. [Chandler mira fastidiado] Vaya, ahora tienes dos.

CHANDLER: ¿Qué voy a hacer? ¿Eh? [Joey aparece detrás suyo]

JOEY: Hola.

CHANDLER: Hola.

JOEY: ¿Por qué tienes dos?

CHANDLER: Bueno, ésta es para ti.

JOEY: Anda ya.

CHANDLER: No, ya no puedo. No no, oye, sé cuanto significa para ti, y también sé que no se trata de una simple joya, [le pone la pulsera a Joey] se trata de ti y de mí y del hecho de que somos [leyendo la pulsera] muy buenos colegas.

JOEY: Vaya, ¿eso no es amistad? Yo diría que sí. Fijaos, somos colegas de pulsera.

CHANDLER: Así es como nos llamarán.

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Monica y Ross están en la cocina. Ross está extendiendo un cheque]

ROSS: Bueno, aquí tienes. Puedes devolvérmelo cuando quieras.

MONICA: ¿Tienes cheques con dinosaurios?

ROSS: Sí, sí. Verás, tienes tu chequera y aprendes algo a la vez. ¿Qué tiene eso de malo?

MONICA: Nada, nada. Oye, eres un tacañosaurio. Es broma, es broma. Te lo agradezco muchísimo.

PHOEBE: [Está en el salón con Chandler y Joey. Saca un gran bañador de una caja] Oye, Monica, ¿qué es esto?

MONICA: Oh, es mi traje de baño del instituto. Entonces era bastante más grande.

CHANDLER: Ah, pensaba que con eso cubrían Connectica cuando llovía.

JOEY: [saca una cinta de vídeo] Oye, Monica, ¿qué hay en esta cinta de vídeo?

MONICA: No sé, ni idea. Voy a ponerla.

ROSS: [Entra Rachel] Oh.

RACHEL: Hola.

ROSS: Hola.

MRS. GELLER: Estoy aquí, Jack. Eso es. Os aseguro que Rachel lleva un precioso vestido color azul cielo. Vamos a verlo. Cariño, estás preciosa [entra Rachel con una nariz enorme]

RACHEL: Madre de mi vida.

JOEY: ¿Qué te pasa en la nariz?

RACHEL: Tuvieron que operármela porque tenía el tabique desviado.

CHANDLER: Vale, me había equivocado. Era con eso con lo que cubrían Connectica.

MONICA: ¿Sabes que es? Nuestro baile de graduación.

RACHEL: Oh.

ROSS: Eh tíos, no hace falta que veamos eso.

ALL: Claro que sí. Vamos, será divertido.

MRS. GELLER: ¿Has sacado ya a Monica? ¿Dónde está Monica?

MONICA: Estoy aquí, papá. [gira la cámara y vemos un torso ocupando toda la pantalla]

MR, GELLER: Espera, ¿cómo se abre el zoom? [abre el zoom y vemos una muy gorda Monica comiendo un gran sándwich] Ah, ahí esta.

JOEY: Esa tía se ha zampado a Monica.

MONICA: Oh, cállate. La cámara te añade cinco kilos.

CHANDLER: Entonces, ¿con cuántas cámaras te estaban enfocando?

MONICA: Oye, estás estupenda.

RACHEL: Ohh, tú también, estás preciosa. [se abrazan]

MONICA: Oops.

RACHEL: ¿Qué?

MONICA: Oh, creo que te he manchado de mayonesa.

RACHEL: Oh, tranquila, sólo en el hombro, no ha sido en el vestido.

MR. GELLER: Venga, sonreid.

MONICA: Papá, apágala ya.

MR. GELLER: Está apagada.

MONICA: Papá, no está apagada. ¿Qué es esa luz roja?

MR. GELLER: La luz de apagado. Hola Ross. [gira la cámara para enfocar a Ross con pelo a lo afro y bigote]

ROSS: Ya basta.

JOEY: Estás genial, Andy Jeep.

ROSS: Estás muy guapa esta noche.

RACHEL: Oh, vaya, gracias. Mmh, bueno, ¿qué vas a hacer este verano?

ROSS: Ah, ya sabes, estaré por aquí trabajando en mi música.

RACHEL: [Los hombros de su vestido se le caen continuamente] ¿Tengo el vestido desabrochado? Estas cosas no paran de caérseme, no consigo mantenerlas en su sitio. . .

ROSS: Ah, veamos, no sé. ¿Y tú qué vas a hacer este... [suena el timbre]

RACHEL: Ah, los chicos ya están aquí.

ROSS: ...este verano?

CHANDLER: ¿Trabajar en tu música?

[Ross está sentado en la escalera con un teclado tocando 'Axel-F']

RACHEL: Oh Dios mío, mira es Roy Gublik.

MONICA: Sabeis, Roy se tragó la Guerra de las Galaxias 317 veces. Su nombre salió en el periódico.

RACHEL: ¿Dónde está Chip? ¿Por qué no ha llegado todavía?

ROY: Ya llegará, ¿vale?, tranquilízate. Ya está. [Roy le pone un ramillete a Monica en el vestido, y ésta se vuelve y le susurra algo a Rachel]

MONICA: Acabo de decirle a Rachel que Roy me ha tocado la teta.

RACHEL: No puedo ir al baile sin pareja. No puedo, es demasiado tarde.

MONICA: Pues si tú no vas al baile, yo tampoco voy.

ROY: Voy a patearle el culo a Chip.

MRS. GELLER: [a Ross en las escaleras] Tengo una idea genial. Deberías ser tú quien llevara a Rachel al baile.

ROSS: ¿Qué? Olvídalo.

MRS. GELLER: Jack, dame eso. Habla con tu hijo. Venga, adelante. Cómo pesa este trasto.

MR. GELLER: Tu madre tiene razón. Llévala, puedes ponerte mi traje.

ROSS: Papá, ella no querrá ir conmigo.

MR. GELLER: Claro que querrá, eres un universitario.

ROSS: No sé.

MR. GELLER: Venga, ¿no quieres averiguarlo?

RACHEL: No es justo que no pueda ir a mi propio baile de graduación. No hay derecho.

ROSS: Está bien. Coge el teclado.

MR. GELLER: Buen chico, buen chico. [Ross gatea por las escaleras para cambiarse]

ROSS: Venga tíos, creo que ya hemos visto suficiente. Apaguémoslo.

ALL: No, no, no.

ROSS: Muy bien, pero yo me largo, ¿vale?

MR. GELLER: Bien, venga hijo, vamos allá.

MRS. GELLER: Vaya, qué guapo estás.

MR. GELLER: Démosles una lección.

ROSS: Espera un momento, papá. [para si mismo] Vale, tranquilízate, tranquilízate. [baja las escaleras y coge las flores de un jarrón en una mesa] Vale, papá.

MR. GELLER: [bajando las escaleras] Rachel, ya estamos, aquí llega tu Príncipe Azul. . . oh no. [Chip ha aparecido y los cuatro se van]

RACHEL, MONICA, ROY, y CHIP: Adiós.

MONICA: No me esperéis despiertos.

RACHEL: Venga, Chip.

MRS. GELLER: Huy, vaya Jack, ¿cómo se apaga ésto?

MR. GELLER: Aprieta el botón.

MRS. GELLER: Pero, ¿cuál?, ¿qué botón? Jack.

MR. GELLER: El botón, el botón.

MONICA: No puedo creer que hicieras eso.

ROSS: Sí, es que..., bueno.

[Rachel, viendo lo que hizo por ella, se levanta, atraviesa la habitación, y besa a Ross]

PHOEBE: ¿Lo veis? Es su media langosta.

CRÉDITOS FINALES


[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Monica está viendo el resto de la cinta de vídeo]

MRS. GELLER: Baila con él.

MONICA: Mamá, tengo hambre.

MRS. GELLER: Baila con tu padre.

MR. GELLER: No conoceré esos bailes vuestros tan vistosos, pero no soy nada patoso en la pista de baile.

MONICA: Está bien.

[la cinta corta y cambia a los padres de Monica bajo las sábanas]

MRS. GELLER: Oh, Jack.

MR. GELLER: Oh, Judy. Oh, Judy.

BOTH: Oh, ohhhhh.

[Monica está asqueada]

FIN

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

marco
marco Matthew Ashford - Matthew Ashford marco
marco
Matthew Ashford
(Matthew Ashford)

Vídeo al azar