Guiones

 

El de los cinco filetes y la berenjena

--------------------------------------------------------------------------------

Escrito por Chris Brown 
Transcrito por Elena Pérez


--------------------------------------------------------------------------------

[Escena: Apartamento de Chandler y Joey. Ross y Chandler están ahí. Ross está viendo la tele.]

ROSS: Tío, cómo hecho de menos a Julie.

CHANDLER: Luchadores enanos. Luchadores enanos, enanos peleando. Julie. Vale, sí, ya lo cojo. (suena el teléfono)

ROSS: ¿Aún no sabes para qué sirve ese chisme?

CHANDLER: No, estoy probando un nuevo sistema de selección. Si contesto siempre la gente pensará que no tengo vida social. Dios, no hay quién gane a ese Rodrigo. 

JOEY, EN EL CONTESTADOR: Cuando sueñe la señal, ya sabes que hacer.

JADE: Hola, esta llamada es para Bob. Soy Jade. No sé si aún tendrás este número, pero he estado pensando en lo maravilloso que fue lo nuestro, y bueno, ya sé que han pasado tres años, pero aún así, creo que podríamos volver a vernos, no te parece. Casi no me atrevía a hacer esta llamada así que, ¿sabes lo que he hecho?

CHANDLER: ¿Qué?

JADE: Me he emborrachado un poco... y me he desnudado.

CHANDLER: (cogiendo el teléfono) Soy Bob. 

CRÉDITOS DEL PRINCIPIO

CHANDLER: (al teléfono) Bueno, y... ¿qué es de tu vida? 

JADE: Oh, ya sabes, lo de siempre, dar cases de aeróbic, salir demasiado de juerga. Oh, y por si aún lo dudabas, las piernas del nuevo póster de James Bond son las más.

CHANDLER: ¿Puedes esperar un momento? Tengo otra llamada. (a Ross) La quiero.

ROSS: Lo sé.

CHANDLER: Ya estoy aquí.

JADE: Bueno, ¿vamos a quedar o qué?

CHANDLER: Um, por supuesto. Uh, ¿Qué tal mañana por la tarde? ¿Conoces el Central Perk en el Village? ¿Qué tal a las cinco?

JADE: Genial, nos vemos allí.

CHANDLER: De acuerdo. (Cuelga) De acuerdo. Finalmente ha valido la pena contestar.

ROSS: Oye, aunque imites a Bob realmente bien, creo que cuando ella te vea mañana, probablemente dirá, "oye, tú no eres Bob."

CHANDLER: Albergo la esperanza de que al no presentarse Bob, busque consuelo en los brazos abiertos del irónico desconocido de la mesa de al lado.

ROSS: Dios mío. Eres pura maldad.

CHANDLER: Vale, pura maldad, (levanta una mano), vicioso y sólo (levanta la otra). Esto lo he hecho (mirando la segunda mano).

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Todos están allí menos Monica.]

ROSS: (al teléfono) Sí, sí, estamos aquí. Eh chicos, saludad a Julie que está en Nuevo México.

TODOS: Hola, Julie!

RACHEL: (sarcásticamente) Hola, Julie.

CHANDLER: Bien, aprovechando que Ross está ocupado, me debéis 62 pavos de su cumple.

PHOEBE: Um, ¿Hay alguna posibilidad de que lo vayáis a redondear?, ¿A unos, 20 pavos?

CHANDLER: Eh, vamos, está el regalo, el concierto, y el pastel.

JOEY: ¿Hace falta un pastel?

CHANDLER: Mirad chicos, ya sé que es exorbitante.

RACHEL: Sí, whoosh!

CHANDLER: Pero es para Ross.

PHOEBE: Sí.

RACHEL: Claro.

JOEY: Chandler tiene razón.

CHANDLER: De acuerdo, entonces nos vemos luego, tengo que hacer... una gestión.

ROSS: Vale cariño, te llamaré esta noche. Alto, alto, alto, eh, eh, no irás a seguir adelante, ¿Verdad?

CHANDLER: ¿Sabes? Eso es justo lo que voy a hacer. 

(Chandler y Ross se van)

RACHEL: Por cierto, ¿Dónde vais a ir a cenar esta noche?

JOEY: Tengo que empezar a ahorrar para el cumpleaños de Ross, así que supongo que me quedaré en casa cenando motas de polvo.

PHOEBE: ¿No es una barbaridad lo que va a costar?

RACHEL: ¿No tenéis la sensación de que a veces, Chandler y los otros no entienden que nosotros no ganamos tanto dinero como ellos?

JOEY: Sí!

PHOEBE: Sí!

RACHEL: ¿Verdad?

JOEY: Siempre están diciendo, "vamos aquí, vamos allá". Como si pudiésemos permitirnos ir aquí y allá.

PHOEBE: Sí, sí, y siempre acabamos yendo a algún sitio bueno.

RACHEL: Lo sé.

PHOEBE: ¿Sabéis qué es lo peor? Que no podemos hacer nada al respecto, porque se trata de una fiesta de cumpleaños, y es para Ross.

JOEY: Para Ross. Ross.

RACHEL: Para Ross, Ross, Ross.

MONICA: (entra) Dios mío. 

RACHEL: Hola.

JOEY: Hola.

RACHEL: ¿Qué?

MONICA: Veréis, estaba en el trabajo, un día cualquiera, ¿sabéis? Corta, corta, corta, aliño, aliño, aliño. Y de repente, Leon, el encargado, me llamó a sus despacho. Resulta que habían despedido al cocinero, y adivinad a quién le han ofrecido el puesto.

JOEY: Como no sea a ti, esa historia es un rollo.

MONICA: Afortunadamente ha sido a mí. ¡Oh! y me han nombrado jefe de compras. Muchísimas gracias.

PHOEBE: Bien.

RACHEL: Enhorabuena.

JOEY: Muy bien

MONICA: En fin, acabo de ver a Chandler y a Ross, y hemos decidido salir a celebrarlo a algún sitio bueno.

PHOEBE: Ya.

RACHEL: Sí.

JOEY: Algún sitio bueno. (a Phoebe y Rachel) ¿Cuánto me darían por un riñón?

[Escena: Central Perk. Ross está allí con Chandler, que quiere conseguir a la chica.]

ROSS: Te lo repito, no puedes hacerlo.

CHANDLER: Oh, vamos, no podría ligarme a una chica así con métodos convencionales.

ROSS: Esa no es la cuestión. Ella quería llamar a Bob. Oye, que nosotros sepamos ese Bob está destinado a salir con ella. Puede que estés destruyendo su oportunidad de ser felices.

CHANDLER: No conocemos a Bob. A mí me conoces y te caigo bien. Deja que yo sea feliz.

ROSS: Acércate y cuéntale la verdad a esa mujer.

CHANDLER: Está bien.

ROSS: Acércate.

CHANDLER: Hola. 

JADE: Hola.

CHANDLER: Oye, tengo que, uh, um, tengo que, confesarte algo.

JADE: ¿Ah sí?

CHANDLER: El que te haya dado plantón es un cretino.

JADE: ¿Cómo lo has...?

CHANDLER: No lo sé. Tengo una extraña sensación. ¿Sabes? Pero así soy yo, extraño y sensible. ¿Un pañuelo?

JADE: Gracias.

CHANDLER: No, quédate el paquete. Por hoy ya no puedo llorar más.

[Escena: En algún sitio Bueno. Los chicos están allí, menos Chandler.]

ROSS: Vale, vale, brindemos por mi hermana, la recién elegida cocinera jefa...

MONICA: Que también se encarga de las compras.

ROSS: La recién elegida cocinera jefa, que también se encarga de las compras...

MONICA: Y que tiene su propia mesita cuando no está Roland.

ROSS: Uh, cocinera jefa, compras, propia mesita cuando no está Roland. Brindemos por mi hermanita--

MONICA: Oh, espera, ¡Y tengo un busca!

RACHEL: ¡Genial!

PHOEBE: ¡Uh, qué guay!

ROSS: Está bien, el brindis puede esperar.

MONICA: Oh, perdona.

ROSS: ¡Por Monica! 

(brindan)

CAMARERO: ¿Ya saben lo que quieren? 

RACHEL: Oh, ni si quiera hemos mirado la carta.

CAMARERO: Bueno, cuando lo hayan hecho, háganmelo saber. Estaré ahí mismo, esperando impaciente.

PHOEBE: Vaya, fijaos en los precios.

RACHEL: Sí, son bastante, clin-ling.

JOEY: ¿Qué pasa, acaso eran pollos famosos?

CHANDLER: Siento llegar tarde. Enhorabuena, Monica.

MONICA: Gracias.

CHANDLER: (a Ross)No siento llegar tarde, he pasado un rato increíble con Jade.

ROSS: Bueno, bastante increíble según el mensaje que te ha dejado en mi contestador. Oye, Chandler, ¿Por qué ha dejado esa mujer un mensaje para ti en mi contestador?

CHANDLER: Oh, verás, le he tenido que decir que mi número era tú número, porqué no podía decirle que mi número era mi número, porque ella cree que mi número es el número de Bob.

ROSS: Oye, recuérdamelo, ¿Qué tengo que hacer cuando llame el Sr. Roper?

CAMARERO: ¿Me atrevo a preguntar?

MONICA: Sí, yo empezaré con el carpaccio, y luego quiero unas gambas a la plancha. 

ROSS: Suena muy bien. Yo quiero lo mismo.

CAMARERO: ¿Y el caballero?

JOEY: Sí, yo quiero la pizza de pollo tailandesa. Pero oiga, ¿si la pido sin los puerros y sin las nueces, me saldrá más barata?

CAMARERO: ¿Uno creería que sí, verdad? ¿Señorita?

RACHEL: Bueno yo quiero uh, (susurrando) la ensalada de acompañamiento.

CAMARERO: (susurrando) ¿Y qué es lo que va a acompañar?

RACHEL: Uh, No lo sé. ¿Por qué no la deja aquí, al lado de mi agua?

CAMARERO: ¿Y la señorita?

PHOEBE: Um, yo quiero un tazón de sopa de pepino, y, um, cuídese.

CHANDLER: Yo quiero la carpa Cajun.

CAMARERO: ¿Algo más?

CHANDLER: Sí, ¿qué tal si nos tararea algo? ¿Va a estornudar en mi pescado, verdad?

[Escena: Restaurante, un poco más tarde, la hora de pagar.]

ROSS: (usando la calculadora) Más la propina, dividido entre seis. Bien, sale a 28 pavos por cabeza.

CHANDLER: De acuerdo.

RACHEL: Um, ¿cada uno?

ROSS: Oh, tienes razón, lo siento. 

JOEY: Gracias.

ROSS: Es la gran noche de Monica, no debería pagar. 

MONICA: ¡Oh!

ROSS: Dividido entre cinco son, $33.50 por cabeza.

PHOEBE: No, huh uh, ni hablar, por ahí no pienso pasar.

CHANDLER: Alto, alto, me recuerda a mi primera cita.

PHOEBE: Lo siento, Monica, me alegro de que te hayan ascendido, pero ¿una sopa de pepino a treinta y no sé cuantos pavos? No! Rachel sólo ha comido, esa, esa ensaladita, y Joey esa pizza minúscula! Es tan...

ROSS: Está bien, Phoebe! Qué tal si cada uno paga lo que ha comido, vale. No tiene importancia.

PHOEBE: Para vosotros.

MONICA: Bien, ¿cuál es el problema?

RACHEL: Vale, mirad chicos, no tengo ganas de discutir eso ahora. Sólo haría que nos sintiéramos incómodos.

PHOEBE: Sí, sí es cierto.

JOEY: Sí.

CHANDLER: Alto, podéis contárnoslo. 

ROSS: Sí, somos nosotros, ¿vale? No pasa nada.

MONICA: Sí.

JOEY: Está bien, um, uh, nosotros tres pensamos que uh, vosotros no entendéis que uh, no ganamos tanto como vosotros.

MONICA: De acuerdo.

ROSS: Lo entiendo. 

CHANDLER: Podemos hablarlo.

PHOEBE: Entonces... hagámoslo.

ROSS: Bueno, yo, yo supongo que nunca he considerado el dinero como un problema.

RACHEL: Eso es porque lo tienes.

ROSS: En eso tienes razón.

CHANDLER: Y oye, por qué no nos habéis comentado el asunto antes?

JOEY: Porque siempre pasa algo, ¿sabes? Como lo del nuevo trabajo de Monica, o toda la movida del cumpleaños de Ross.

ROSS: Qué--? Alto, espera, yo no quiero que mi cumpleaños sea la causa de ningún tipo de mal... ¿va a haber alguna movida?

RACHEL: Básicamente está la cosa en sí, y luego lo que viene después de la cosa.

MONICA: Si hace que os sintáis mejor, podemos olvidarnos de la cosa, y hacerle sólo el regalo.

ROSS: ¿Un regalo? ¿La cosa no es el regalo?

CHANDLER: No, la cosa era que íbamos a ir a ver a Hootie y los Blowfish.

ROSS: Hootie y los..., oh vaya! Pero si puedo escucharlos por la radio.

PHOEBE: No, ahora me siento fatal. Tú quieres ir al concierto, ¿verdad?

ROSS: No, es mi cumpleaños, y lo más importante es que estemos juntos.

MONICA: Todos.

CHANDLER: Juntos.

ROSS: No el concierto.

PHOEBE: Vale.

JOEY: Sí.

RACHEL: Gracias.

JOEY: Gracias.

PHOEBE: Sí.

CHANDLER: Hablando del virus ébola. Tiene que ser una mierda, ¿no?

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Phoebe, Rachel y Joey están allí y los otros tres entran entonces.]

CHANDLER: Vaya, Monica, ¿qué llevas en la bolsa?

MONICA: No lo sé, Chandler. Echémosle un vistazo.

PHOEBE: Oh, es como un numerito.

MONICA: Vaya, cena para seis. Cinco filetes, y una berenjena Phoebe. 

ROSS: Whoo!

PHOEBE: Bien.

MONICA: Sí, hemos cambiado de carnicero, y el nuevo me ha regalado los filetes como agradecimiento.

ROSS: Pero espera, aún hay más. Oye, Chandler, ¿qué hay en ese sobre?

CHANDLER: Por cierto, esto no parecía tan absurdo en el pasillo.

ROSS: Venga.

CHANDLER: ¡Vaya! ¡Son seis entradas para Hootie y los Blowfish! ¡Los Blowfish!

MONICA: Invitamos nosotros, ¿vale? No os preocupéis. Es un regalo.

PHOEBE: Vaya... gracias.

ROSS: ¿Podríais entusiasmaros un poco menos?

JOEY: Mirad, es todo un detalle, de veras. Pero parece...

MONICA: ¿Qué?

JOEY: Caridad.

MONICA: ¿Caridad?

ROSS: Nosotros sólo intentábamos ser amables.

RACHEL: Ross, tenéis que entender que vuestra amabilidad hace que nos sintamos así de pequeños. (Pone la mano con los dedos índice y pulgar cerca)

PHOEBE: De hecho, hace que nos sintamos así de pequeñitos. (junta aún más los dedos de Rachel)

ROSS: No lo, no lo, no lo entiendo. En fin, hagamos lo que hagamos está mal hecho.

CHANDLER: Puede que si os sentís tan pequeñitos, no sea por culpa nuestra. A lo mejor es que, os sentís así.

JOEY: Oh, ahora nos estáis diciendo cómo nos sentimos.

RACHEL: Genial, ¿lo veis? No deberíamos haber hablado de esto.

PHOEBE: Muy bien, yo paso de ir al concierto porque ahora mismo no estoy en un estado demasiado Hootie.

RACHEL: Yo tampoco.

JOEY: Ni yo.

MONICA: Chicos, ya hemos comprado las entradas.

PHOEBE: Oh, entonces os sobrarán asientos para dejar los bolsos, y eso.

CHANDLER: ¿Por qué me miras así al decir eso?

MONICA: Supongo que ahora no podemos ir.

RACHEL: Espera. Por favor, haced lo que querías. ¿Siempre tenemos que hacerlo todo juntos? 

MONICA: ¿Sabes qué? Tienes razón.

PHOEBE: Vale.

ROSS: Vale.

JOEY: Vale.

CHANDLER: Vale.

RACHEL: Vale.

MONICA: Bien. Nos vamos al concierto. (Se van y Monica vuelve a entrar al cabo de dos segundos) No es hasta dentro de seis horas. Entonces sí que iremos.

[Escena: Apartamento de Chandler y Joey. Ross abre la puerta, Chandler está detrás, delante de la nevera y no lo ve.]

ROSS: ¡Chandler! 

CHANDLER: ¡Sí!

ROSS: (asustándose) ¡Ay! ¿Estás listo?

CHANDLER: Sí, deja que coja mi chaqueta y que diga que hoy he hecho el amor.

ROSS: ¡Alto, alto, alto! ¿Que hoy, hoy has hecho el amor?

CHANDLER: Vaya, suena aún más guay cuando lo dice otro. He estado bestial, ¿vale? Ella se mordía el labio para no gritar.

ROSS: Vaya.

CHANDLER: Y aunque ya no me acordaba me lo he tomado como una buena señal.

(suena el teléfono)

ROSS: ¿Sigues con lo del sistema de selección?

CHANDLER: Hoy he hecho el amor. Ya no tendré que contestar nunca más.

JOEY, EN EL CONTESTADOR: Cuando sueñe la señal, ya sabes que hacer.

JADE: Hola, Bob, soy Jade. Oye, sólo quería decirte que me ofendió mucho que no te presentaras el otro día, y para que lo sepas, acabé conociendo a otro tío.

CHANDLER: Soy Bob.

JADE: Oh, hola.

CHANDLER: Así que, conociste a alguien, ¿eh?

JADE: Sí, así es. En realidad, he hecho el amor con él hace un par de horas. 

CHANDLER: Dime, ¿qué tal ha estado él?

JADE: Eh.

CHANDLER: ¿Eh?

JADE: Oh, Bob, él no es nada comparado contigo. He tenido que morderme el labio para no gritar tu nombre.

CHANDLER: Vaya, eso es un gran consuelo.

JADE: Ha sido todo muy confuso y accidentado.

ROSS: (silenciosamente) ¿Accidentado?

CHANDLER: Bueno, tal vez se trate de una especie de técnica innovadora que no conoces bien, y a lo mejor tienes que acostumbrarte.

JADE: No he tenido demasiado tiempo para acostumbrarme, no sé si sabes a lo que me refiero?

[Escena: En el concierto. Los chicos están sentados, y hay tres sitios libres.]

MONICA: ¿Sabéis qué? No voy a poder disfrutar de esto.

ROSS: Sí, lo sé, es mi cumpleaños, deberíamos estar todos aquí.

CHANDLER: Pues vámonos.

ROSS: Sí.

(empieza a sonar la música)

ROSS: Eh, bueno, quizás deberíamos quedarnos sólo una canción.

CHANDLER: Sí, sería muy grosero el irse ahora.

MONICA: Seguro que ellos se lo están pasando muy bien.

[Escena: Apartamento de Monica y Rachel. Rachel y Phoebe están tumbadas en el sofá con cara de aburridas. Y Joey está de pie, con la mano detrás de la espalda.]

JOEY: Venga chicas, una vez más.

PHOEBE: Vale. Uno.

JOEY: Nooo. (Y enseña la mano con dos dedos)

[Escena: El concierto. Acaba de finalizar la actuación y los chicos aplauden.]

MONICA: ha sido increíble!

ROSS: Excelente, ha sido excelente.

CHANDLER: Lástima que los chicos se lo hayan perdido.

ROSS: ¿Qué chicos? Oh, sí.

STEVE: Perdón, tú eres Monica Geller, ¿verdad?

MONICA: ¿Nos conocemos?

STEVE: Tú solías ser mi canguro.

MONICA: Oh, ¡dios mío! ¿El pequeño Stevie Fisher? ¿Cómo te va?

STEVE: Bien, bien, ahora soy abogado.

MONICA: No puede ser, sólo tienes ocho años.

STEVE: Me alegro mucho de verte. He de volver al camerino.

MONICA: Uh, espera, ¿al camerino?

STEVE: Oh, sí, mi empresa representa a la banda.

ROSS: Ross.

CHANDLER: Chandler.

STEVE: ¿Qué tal? Oid, ¿Os gustaría conocer al grupo? 

CHANDLER: ¡Sí!

ROSS: ¡Pues claro!

STEVE: Pues venga. Por cierto, ¿tú eres una de las que se enrollaba con mi padre?

[Escena: Central Perk. Los chicos pobres están allí, y llegan los ricos.]

ROSS: Hola chicos.

RACHEL: Feliz cumpleaños.

ROSS: Oh, gracias, gracias. Bueno, ¿qué tal lo pasasteis anoche?

RACHEL: Oh, la verdad, fue bastante aburrida. ¿Y vosotros?

MONICA: Sí, nosotros también nos aburrimos, oh, pero me encontré con el pequeño Stevie Fisher. ¿Le recuerdas?

RACHEL: Oh sí. Yo era su canguro. Oye, ¿cómo está su padre?

MONICA: Uh, bien.

ROSS: Uh, a parte de eso, la noche fue básicamente un fracaso.

CHANDLER: Sí, os, os echamos de menos.

JOEY: Sí, por cierto, estábamos comentando, que todo este rollo es muy estúpido.

PHOEBE: Tenemos que hacer un gran esfuerzo entre todos para que cosas como el dinero no nos... ¿eso es un chupetón?

MONICA: Oh, no, qué va. Me habré caído.

RACHEL: ¿Sobre los labios de alguien? ¿Quién te ha hecho ese chupetón?

MONICA: Ya sabes, en una fiesta...

RACHEL: ¿Qué fiesta?

ROSS: Bueno, no fue una fiesta, sino más bien una... una reunión de amigos, con comida, música, y, y, y la banda.

JOEY: ¿Fuisteis de fiesta con Hootie y los Blowfish?

CHANDLER: Sí, por lo visto Stevie y Hootie son uña y carne. (cruza los dedos)

RACHEL: ¿Y quién te hizo el chupetón?

MONICA: Fue obra de un Blowfish.

RACHEL: ¡Oh!

PHOEBE: ¡Oh! No me lo puedo creer. No me lo puedo creer. Nosotros estuvimos sentados, en casa, intentando adivinar los dedos de Joey, mientras vosotros estuvisteis por ahí pasándolo bien con, ya sabes, "oye, Blowfish, dame un chupetón", ¡OH!

ROSS: Espera, no tenemos la culpa. Podríais haber venido.

RACHEL: Oh, ¿como parte de vuestro programa de ayuda a los amigos pobres?

(El busca de Monica empieza a sonar)

MONICA: Oh vaya. Trabajo. ¿Me pasas el... (Va a hablar por teléfono)

CHANDLER: No sé qué decir. Siento que ganemos más dinero que vosotros, pero no nos sentimos culpables porque trabajamos duro para conseguirlo. 

JOEY: ¿Y nosotros no trabajamos duro?

MONICA: (al teléfono) Sí, hola, soy Monica. Me buscabas.

CHANDLER: Sólo estoy diciendo que a veces nos gusta hacer cosas que cuestan un poco más.

JOEY: Oh, ¿Y creéis que nosotros os lo impedimos?

CHANDLER: ¡Sí!

RACHEL: ¡Oh!

CHANDLER: ¡No!

(Empiezan a discutir todos a la vez)

MONICA: Leon, Leon. Shhh! Chicos. Espera, no lo entiendo. Esos filetes sólo eran un regalo del carnicero. No fue ningún soborno. Bueno, no sé, los repondré y así podremos olvidarnos del asunto. ¿Qué política de empresa? No. Sí. De acuerdo. (A los chicos) Acaban de despedirme.

TODOS: ¡Oh, vaya!

(Todos se acercan a consolar a Monica)

CAMARERA: Aquí tiene la cuenta. Son cuatro con doce.

JOEY: Deja que pague yo. (a Chandler) ¿Tienes cinco pavos?

CRÉDITOS DEL FINAL

[Escena: Apartamento de Chandler y Joey. Joey está en el sofá tumbado y suena el teléfono.]

JOEY, EN EL CONTESTADOR: Cuando sueñe la señal, ya sabes que hacer.

JADE: Hola, soy yo. Mira, supongo que ha pasado mucho, en fin han pasado tres años. Y seguramente estás saliendo con otra chica, pero ojalá pudiésemos pasar juntos una noche. Sólo para recordad los viejos tiempos, una noche ardiente, húmeda y salvaje...

(Joey se tira a por el teléfono y cae al suelo.)

FIN 

Descubre otras secciones...

Descubre un secundario al azar

marco
marco Khalil Kain - Cal marco
marco
Cal
(Khalil Kain)

Vídeo al azar